Cementerio judío en San Luis (foto de archivo)

Las expresiones de antisemitismo en la Argentina no cesan. En 2016 se registraron 351 hechos contra la comunidad judía en el país lo que implica en los hechos la aparición de casi un gesto discriminatorio por día y a diferencia de otros años, este dato se potenció con un llamativo crecimiento del discurso nazi.

Así lo reveló el informe anual de sobre antisemitismo de 2016 al que accedió Infobae y que hoy presentará la DAIA al público. El trabajo elaborado en base a denuncias en todo el país destaca que "la vigencia que todavía tiene el discurso desplegado por el régimen nazi, su simbología y la violencia que genera su negación, banalización o emulación al ser utilizado para agredir a miembros de la comunidad judía".

Durante todo el año 2016 se registró en la DAIA un total de 351 denuncias por hechos antisemitas, lo que implicó un descenso frente a las 478 registradas durante 2015. No obstante, el informe señala que pese al descenso de denuncias, el año 2016 se caracterizó por una profundización de la violencia respecto de las características de los hechos declarados. Si bien disminuyeron en cantidad de denuncias respecto del período anterior, cualitativamente hubo episodios de violencia preocupantes como por ejemplo el hecho de que el entonces defensor del Pueblo, Carlos Paz de la localidad de Cerrillos en la provincia de Salta, que a través de Facebook insultara abiertamente a la comunidad judía, situación agravada por su función y a quien le costara el cargo. También que en dos oportunidades, cuidadores de instituciones fueron golpeados y se presentaron también situaciones de agresión antisemita en centros de salud hacia pacientes.

(foto de archivo)

A la vez, se destaca como hecho llamativo que las denuncias de actos antisemitas estén encabezadas por elementos de simbología nazi en su mayoría (32%) frente a las expresiones xenófobas (26%) y expresiones sobre Medio Oriente (17%). Esto se vio reflejado por la DAIA ante las denuncias de aparición de objetos y simbologías nazis en los últimos tiempos en las redes sociales. En este sentido, el titular de la DAIA Ariel Cohen Sabban dijo a Infobae que "debemos detenernos en lo que ocurrió en Alemania hace unos días donde por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial un partido neonazi logra entrar al Parlamento. Esto demuestra que el mounstruo va mutando y si bien hoy no priorizan el discurso anti judío tradicional estos grupos siguen profesando el odio hacia otros colectivos con un discurso que está centrado por ejemplo en la recepción de más de un millón de refugiados". Cohen Sabban añadió así que "lo que sucedió en Alemania nos obliga a prestar atención porque el ascenso de los neonazis es un desafío de especial relevancia y complejidad para quienes tienen la obligación de detener este tipo de manifestaciones de odio".

Respecto a la recepción mensual de las denuncias durante 2016 de la DAIA en la Argentina se evidenció una distribución proporcionada de los hechos declarados y la excepción fue el mes de octubre en el cual se registró el 22 por ciento de aquellas denuncias recibidas durante todo el período. Esto puede explicarse, entre otras cosas, con la coincidencia con las denominadas altas Fiestas judías, época en la que la exposición pública de la comunidad judía siempre se incrementa, incidiendo esto último en un aumento de las manifestaciones antijudías, según señala el mismo informe de la DAIA.

El canal mayormente usado para exponer los actos antisemitas en la Argentina es Internet: más del 63% de los hechos denunciados durante el 2016 fueron manifestaciones expresadas en el contexto de Internet. Dentro de este ámbito prevalecieron las denuncias por hechos correspondientes a la categoría "espacio de participación en medios de comunicación" (46%); siguiéndole "Redes sociales" (18%) y, por último, "sitio web" (3%). En este sentido, la investigación señala que la preponderancia de hechos discriminatorios en los foros públicos de los medios de comunicación, advierte sobre la mutación que se está dando socialmente respecto a las modalidades de expresión de odio. "La democratización de la tecnología, la ausencia de legislación a nivel local y el anonimato posibilita que quienes presentan actitudes violentas encuentren en la red el terreno propicio para la manifestación de las mismas", dice el trabajo de la DAIA.

Operativo en San Telmo: la Policía secuestró una colección de objetos nazis

A su vez, el informe señala que "la preponderancia de hechos discriminatorios en los foros públicos de los medios de comunicación, nos advierte sobre la mutación que se está dando socialmente respecto a las modalidades de expresión de odio. Sin dudas, la democratización de la tecnología, la ausencia de legislación a nivel local y el anonimato posibilita que quienes presentan actitudes violentas encuentren en la red el terreno propicio para la manifestación de las mismas".

A su vez, el trabajo llevado adelante bajo la coordinación del presidente de la DAIA señaló que el nivel preponderante de denuncias correspondiente a hechos acontecidos en la Ciudad de Buenos Aires alcanza un 90%, siendo comparativamente superior a los registros del resto del país, que tan sólo representan un 10%.

Las denuncias recibidas por la DAIA durante 2016 se encuadran en al menos diez categorías de manifestaciones antisemitas como: expresiones xenófobas tradicionales; antisemitismo religioso/teológico; apelaciones a la avaricia o la explotación; antisemitismo nacionalista; dominación del mundo-Conspiración; simbología nazi; negacionismo-banalización; Medio Oriente; la negativa al derecho de la existencia del Estado de Israel y la homologación con la Shoá las acciones políticas llevadas a cabo por el Estado de Israel en sus fronteras, entre otras.

"Siempre buscamos que el Informe se transforme en una herramienta que ayude y fomente el debate de ideas porque creemos que ese es el mejor camino para fortalecer los valores democráticos, la pluralidad y la inclusión. Conocer nos ayuda siempre a entender y a actuar de manera más eficiente", expresó Cohen Sabban. Inmediatamente advirtió: "no puede ni debe haber tolerancia alguna para quienes incitan al odio, desprecian la democracia, los valores que compartimos, la libertad y la diversidad. Por ello, la sociedad en su conjunto, y sobre todo la dirigencia política y social deben permanecer alertas frente al riesgo que significan los difusores del odio y la discriminación".

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos del gobierno, Claudio Avruj, quien hoy se sumará a la presentación del informe de la DAIA, remarcó que "este Informe trata de señalar, alertar, llamar a la reflexión, invocar a la acción contundente y constructiva, y a decir fuertemente que en la Argentina ya no hay lugar para el antisemitismo ni para las ideas reivindicadoras del nazismo. Tampoco, para la negación o para el olvido de la Shoá, porque los argentinos hemos decidido vivir en el respeto, en el diálogo, en la convivencia y en la paz".

El informe que se presentará este mediodía sobre la situación del antisemitismo en la Argentina, elaborado por el Centro de Estudios Sociales de la DAIA, se realiza ininterrumpidamente desde hace 19 años como herramienta indispensable de diagnóstico de la realidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: