Cuando el brasileño Wilton Pereira Sampaio marcó el final del encuentro disputado en el Alberto J. Armando, los simpatizantes de Perú festejaron el empate como si hubiese sido una victoria. La diferencia jerárquica de los futbolistas de ambas selecciones fue el argumento principal para que los incaicos celebren la igualdad como una hazaña.

Del mismo modo que ocurrió en 1969, también en la Bombonera, Perú demostró su capacidad de sacrificio para anular a la potencia sudamericana y participar de la Copa del Mundo. Si bien la Argentina todavía tiene posibilidades de conseguir su pasaje a Rusia 2018, los incaicos confían con mejor ventaja en acceder a la próxima cita internacional.

(AFP)

"Vamos a volver al Mundial después de 36 años", dijo con euforia uno de los simpatizantes que se acercó al estadio porteño. "Las entradas me costaron 200 dólares, y valió la pena", comentó otro contagiado por la euforia que se vivió en la noche de Buenos Aires.

El equipo de Ricardo Gareca rescató un 0 a 0 y la ilusión de sus seguidores creció considerablemente. "Dependemos de nosotros, ahora vamos a ganarle a Colombia y vamos a ir a Rusia", gritó un apasionado fan que reconoció que ya está ahorrando para ir a la próxima competencia internacional. "En Rusia vamos a estar, no importa la manera de llegar, pero siempre vamos a apoyar a nuestro equipo", concluyó desde la tribuna visitante.

Las canciones a favor del combinado conducido por el Tigre Gareca y la dedicatoria hacia los chilenos por la constante rivalidad que existe entre ambos países fue el broche de una jornada en la que se sufrió mucho y se festejó hasta altas horas de la madrugada.

LEA MÁS
El día después de Perú: la selección se entrena y las dudas pasan por la formación del equipo

Cuándo se jugará la última fecha de Eliminatorias: día y horarios

Así está la tabla de posiciones de las Eliminatorias Sudamericanas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: