El rey de Arabia Saudita sufrió un percance inesperado luego de aterrizar con su lujoso avión privado en el aeropuerto de Vnukovo, en Moscú. Mientras descendía de la aeronave en su extravagante escalera mecánica dorada, la maquinaria se trabó y dejó de funcionar.

La lujosa escalera mecánica del rey saudita

Incómodo y molesto, Salman bin Abdulaziz Al Saud, de 81 años, tuvo que bajar como el resto de los mortales, a pie. En la pista lo esperaba el presidente Vladimir Putin, con el que mantuvo su primer encuentro en territorio ruso.

El rey Salman bin Abdulaziz Al Saud tuvo que descender por sus propios medios

Los lujos del rey saudita no conocen límites. Entre otras cosas, suele viajar con un séquito de cientos de personas, con dos autos Mercedes Benz especialmente diseñados para él y un equipaje de más de 459 toneladas.

LEA MÁS:

Estaba por subirse a una escalera mecánica y se la tragó el piso en el metro

Una escalera mecánica en reversa dejó 18 heridos en un shopping

Un niño quiso subir la escalera mecánica en el sentido opuesto y casi pierde una pierna

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: