El fotógrafo francés montó una fotografía monumental de los ojos de un niño atravesando la la barda fronteriza entre Estados Unidos y México  a la altura de Baja California.

Con un picnic organizado en la frontera de México con Estados Unidos, el artista francés Jean René (conocido como JR) despidió la exhibición de "Kikito", la fotografía monumental del rostro de un niño que asomaba por la barda que divide la ciudad de Tecate, en Baja California, de San Diego, en California.

El picnic binacional se llevó a cabo sobre una mesa, del lado mexicano, y una manta extendida en la parte de Estados Unidos. Las dos partes unidas mostraban los ojos de un "dreamer", como se conoce a los jóvenes latinos beneficiados por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

En el lugar se encontraba el fotógrafo francés, reconocido por llenar espacios con fotografías en gran formato en lugares como edificios. También estuvo presente el niño Francisco, de un año, en el terreno donde se levantó la estructura con su rostro, en el límite de la barda fronteriza.
De acuerdo con el artista, la pieza de 'Kikito' tuvo como intención que la gente volteara a ver la frontera y se cuestionara la problemática que obliga a las personas a emigrar.

La instalación también incluyó una foto gigante de “Kikito”, jugando con el muro fronterizo

"Para este niño no hay muros ni fronteras", dijo el artista cuando hace un mes se inauguró la obra. "Espero que esta pieza ofrezca una esperanza y un mejor diálogo".

El artista francés dijo haberlo retratado para crear una imagen gigantesca de un niño que hiciera ver ridículo ese muro fronterizo.

Al picnic acudieron aproximadamente 100 personas de ambos lados de la frontera –de acuerdo con medios locales–, quienes despidieron la fotografía que durante un mes, desde el 9 de septiembre pasado, atrajo la atención de los medios de ambos lados de la frontera.

El domingo, la performance artística se cerró con un picnic de ambos lados de la frontera. (gentileza: El Sol, Tijuana).

"Gente comiendo la misma comida, compartiendo la misma agua, disfrutando la misma música alrededor del ojo de un soñador… Olvidamos el muro por un minuto", describió Jean René.

El picnic coincidió con la presentación en el Congreso de Estados Unidos de las prioridades en materia migratoria del presidente Donald Trump, quien condicionó la posibilidad de extender los beneficios del DACA si los congresistas aceptaban endurecer políticas antimigratorias, entre ellas, la construcción del muro fronterizo.

El niño que parecía asomarse hacia Estados Unidos y jugar con el muro fronterizo es Enrique o 'Kikito', un niño de un año y medio, hijo de Lizy Higareda y Daniel Anchondo, residentes de Tecate, México.

LEA MÁS:

Cómo los Zetas se adueñaron de una cárcel, incineraron a 150 personas y las tiraron al río: ahora buscan identificar los restos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: