(Télam)

En una reunión en un country de Pilar se conocieron algunos detalles de la vuelta de la Fórmula 1 a la Argentina planeada para el año próximo o para el 2019. Claro que eso depende de que se terminen los trabajos de remodelación del Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez.

La pista la dio un ex corredor muy cercano a Mauricio Macri, quien sería el encargado de toda la trasformación del autódromo capitalino. "Hay que hablar con los futuros sponsors pero la idea es que las manzanas que rodean al autódromo se valoricen y estamos pensando en un museo del automóvil, en una empresa de venta de autos usados y en la instalación de un gran shopping de una de las cadenas más importantes de la Argentina", contaba el ex corredor, quien también advirtió que el Presidente aspira a traer a la Fórmula 1 a la Argentina como "otra manera de insertarse en el mundo".

La última vez que se disputó el Gran Premio de Argentina fue en 1998. En esa carrera ganó el alemán Michael Schumacher con una Ferrari. En 2012, Cristina Kirchner prometió que la F1 se correría en Mar del Plata el siguiente año, pero el intento no prosperó. En 2013 Mauricio Macri, entonces jefe de Gobierno de la Ciudad, creó una comisión para trabajar en la vuelta de la máxima categoría del automovilismo y aseguró que podía concretarse entre 2015 y 2016.

La fecha soñada ya pasó. Y el presupuesto para las obras necesarias sería de unos U$S 45 a 50 millones. El circuito se extendería a unos seis kilómetros y podría tener hasta cuatro zonas de DRS (sistema que se utiliza para tener facilidad para pasar), que no tienen los circuitos de Fórmula 1.

En la reunión donde se oyeron estas revelaciones, se comentó también que en septiembre estuvo en nuestro país Charlie Whiting, un hombre de Bernie Ecclestone, quien es el director de pruebas y delegado de seguridad de la categoría. Vino, aseguran, a ver los detalles de remodelación y aportó varias sugerencias. El diseño del circuito está a cargo de Typsa, empresa que diseñó y construyó el circuito callejero de Valencia.

"Se trata de buscar una combinación de los trazados 8 y 12 del Autódromo de Buenos Aires que ya se observó en la carrera de los 80 años del Turismo Carretera. La tradicional chicana de Ascari se modificaría para reducir allí la velocidad de los autos", comentó otro de los ex corredores presente en la cena.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: