(Reuters)

La selección de Portugal afronta una "final" ante Suiza, ya que está obligada a ganar si quiere terminar líder del Grupo B y clasificarse de forma directa al Mundial de Rusia 2018. Con autogol de Johan Djourou, el equipo de Cristiano Ronaldo consigue imponerse 1-0 y clasificarse de forma directa a la Copa del Mundo.

Las cuentas rumbo al Mundial son simples: si Portugal vence a Suiza, se clasificará directamente en primer lugar, gracias a su favorable diferencia general de goles (+26 los portugueses; +18 los suizos); si pierde o empata, tendrá que jugar una eliminatoria de repesca para jugar su presencia en Rusia.

Por su parte, Suiza atraviesa una situación inédita. A pesar de haber ganado todos sus partidos y estar a un triunfo de igualar la histórica campaña de Alemania, en caso de perder deberá ir al repechaje.

(Getty)

La única vez en la que Portugal llegó a la última jornada dependiendo sólo de sí mismo para asegurarse el primer lugar del grupo fue en 2002, cuando se plantó en igualdad de puntos con la República de Irlanda y necesitaba vencer para garantizar el acceso directo. En este último partido, superó el desafío que tenía en sus manos y venció a Estonia 5-0, sin permitir que la victoria irlandesa le dejase fuera del Mundial.

Ahora tendrá que cumplir de la misma forma ante Suiza, y aunque las estadísticas en las fases previas están en un empate técnico, en los únicos dos enfrentamientos entre estas selecciones en los últimos 20 años la victoria sonrió en ambas ocasiones a los suizos.

Portugal quiere, así, desafiar y contrariar las estadísticas en la "final" de mañana en Lisboa, donde la victoria es el único resultado que interesa al equipo local.

LEA MÁS:

El desconsolado llanto de un niño tras la eliminación de Gales

Serbia e Islandia ganaron y ya son 17 los clasificados al Mundial de Rusia 2018

Con información de EFE

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: