Galardón en mano, sábado 30 de septiembre. “Estoy muy honrada y agradecida por la distinción”, dijo Sofía Gala en su discurso sobre el escenario del Auditorio Kursaal. Y concluyó: “Les dedico este premio a mi mamá, a mi papá, a mis hijos y a mi marido, el amor de mi vida”

"No te creo", le dijo Sofía Gala (30) a la directora de Alanis, Anahí Berneri (42), cuando la llamó para avisarle que el film que protagonizó junto a su hijo menor, Dante Della Paolera, tenía tres nominaciones en la 65ª edición del Festival de San Sebastián. "No puede ser. ¡Me estás mintiendo!", insistió la hija de Moria Casán que, en ese momento "estaba comprando bombachas en un local de H&M en Barcelona".

Del otro lado del teléfono, entre gritos y emoción, la cineasta no sabía cómo hacerle entender que hablaba en serio. "Ahí fue cuando dimensioné la importancia que había cobrado nuestra película en el Festival", relata Gala Castiglione en diálogo con GENTE.

"La película pegó fuerte. Desde que llegamos a San Sebastián todos hablaban de Sofía como candidata al premio. Lo mío, en cambio, fue totalmente inesperado", dice Anahí, que se llevó el galardón a la Mejor Dirección.

Anahí Berneri, directora del film. “La película pegó fuerte. Desde que llegamos al Festival todos hablaban de Sofía como candidata al premio”

Es lunes 2 de octubre y la directora de Alanis acaba de aterrizar en Buenos Aires. Le falta la voz (está disfónica), pero le sobra orgullo. No es para menos: acaba de convertirse en la segunda mujer que ganó la Concha de Plata al Mejor Director en 65 años. (N. de la R.: La primera fue la china Xu Jinglei en 2004). "Me sorprendió mucho. Grandes directoras pasaron por este festival y, sin embargo, solo dos nos llevamos un premio. Si bien es una gran responsabilidad, también refleja la desigualdad que enfrentamos las mujeres", afirma Berneri.

UN ANTES Y UN DESPUÉS. Alanis cuenta la historia de una joven madre que trabaja como prostituta en un departamento "privado" del centro de Buenos Aires. Allí vive junto a su bebé y una amiga hasta que, haciéndose pasar por clientes, dos inspectores municipales le clausuran el lugar. Aunque la película fue triplemente galardonada en el prestigioso certamen vasco (se llevó la distinción a la Mejor Actriz, Mejor Directora y el Premio de la Cooperación Española, por la temática abordada), en Argentina tuvo un estreno con muy deficiente salida. "Le dieron pocas salas y malos horarios", se queja Berneri. Y agrega: "Espero que este reconocimiento funcione como estímulo para la visibilidad".

Quiero dedicarle este premio a las mujeres fuertes, que son las protagonistas de esta película, porque unidas lo podemos todo

NOCHE PARA EL RECUERDO. El pasado sábado 30 de septiembre, Sofía Gala llegó a la gala de premiación luciendo un vestido plateado y stilettos rojos. La acompañaban su marido, Julián Della Paolera (42) y su hijo menor, Dante (dos años y nueve meses), coprotagonista del film. "Estaba nerviosa", recuerda la ganadora de la Concha de Plata a Mejor Actriz, premio que –hasta el momento– solo habían recibido dos actrices argentinas: Norma Aleandro por su papel en Sol de otoño (1996) y Graciela Borges por el suyo en Crónica de una señora (1971).

Sofía Gala y su hijo, Dante Della Paolera –debut actoral–, posaron en la red carpet del Festival junto a Berneri y el guionista, Javier van de Couter.

Una vez arriba del escenario, Gala Castiglione hizo una sentida dedicatoria. "A mi papá que ya no está; a mi mamá y a mi hija que son las mujeres de mi vida; a mi hija del corazón y a mi hijo Dante, que es el otro protagonista de esta película. No sé quién soy sin vos. A mi marido Julián: te amo. Sos el amor de mi vida. También quiero dedicárselo a las mujeres fuertes, que son las protagonistas de esta película. Este premio es para nosotras, porque unidas lo podemos todo. El futuro es nuestro", expresó en el Auditorio Kursaal ante el público, que no escatimó aplausos.

En el film, Sofía interpreta a Alanis, una joven madre que trabaja como prostituta en un departamento “privado” del centro porteño.

A pesar de no haber estado presente en la ceremonia, La One siguió los movimientos de su hija, con quien –dirá Sofía– se comunicó a diario. "Hoy dejé de ser Moria Casán. ¡Qué placer! Comienzo a ser la mamá de Sofía Gala Castiglione. Orgullo total. Felicitaciones, hija amada. Sos la mejor. La más talentosa", escribió emocionada desde su cuenta de Twitter, minutos después de conocerse la noticia.

Como no podía ser de otra manera, tras la premiación hubo festejos. "Fue todo muy cálido y natural. Fuimos a comer todos juntos y brindamos", contó Sofía Gala. A días de aquel momento, aún con la emoción a flor de piel, la actriz reflexiona: "Los artistas tenemos una carrera difícil y estamos llenos de inseguridades. Nunca sabemos si lo que estamos haciendo está bien o si les llega a los demás. Por eso, este premio es un reconocimiento a mi trabajo y un empujón que me dice: 'Seguí así. Vas por buen camino'".

Por Flor Illbele.
Fotos: Télam, Luis Sens e Instagram.

LEA MÁS:

Sofía Gala ganó la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián

"Alanis", la prostituta de Sofía Gala, seduce a San Sebastián

Sofía Gala defendió a las trabajadoras sexuales: "Es terrible que no tengan los mismos derechos que cualquier otra persona"

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: