Donald Trump ratificó la nueva política sobre el régimen iraní que el secretario de Estado Rex Tillerson había anunciado horas antes.

Según denunció Trump, el régimen iraní ha cometido múltiples violaciones del pacto nuclear acordado por los EEUU y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y el Reino Unido) más Alemania. “Irán no está a la altura del espíritu del tratado”, criticó.“Cuál es el propósito de un tratado que solo retrasa la capacidad nuclear de Irán por poco tiempo. Como presidente de los EEUU esto es inaceptable”, dijo luego de un recuento histórico sobre las amenazas que supone el régimen.El mandatario, que denunció el comportamiento de “la dictadura iraní” en Oriente Medio, advirtió que en cualquier momento puede abandonar el acuerdo alcanzado en 2015 y que no lo certificará. La decisión hace que futuro del pacto quede ahora en manos del Congreso.El mandatario afirmó que si no se logra corregir los “defectos” del acuerdo nuclear con Irán mediante la acción del Congreso o negociaciones internacionales, abandonará el pacto. “En caso de que no podamos llegar a una solución, el acuerdo será cancelado”.Aunque no abandone el acuerdo, el giro estratégico de Trump puede abrir un período de incertidumbre al no secundar la posición de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), que hasta ahora ha confirmado que Teherán cumple sus compromisos.El pacto sobre el programa nuclear iraní, suscrito el 14 de julio de 2015, permitió que se levantara una parte de las sanciones internacionales impuestas a Teherán.

Firmado en Viena, el Plan Global de Acción Común (PGAC) preveía un levantamiento progresivo de las sanciones a cambio de la garantía de que Teherán no se iba a dotar del arma atómica. Teherán se comprometió a reducir sus capacidades nucleares (centrifugadoras, reservas de uranio enriquecido…) durante varios años.

Los líderes del Reino Unido, Francia y Alemania declararon este viernes que siguen “comprometidos” con el acuerdo nuclear con Irán, después del anuncio del presidente estadounidense Donald Trump de que no lo certificará.

La primera ministra británica Theresa May, el presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel explicaron que “siguen comprometidos con la aplicación por todas las partes” del acuerdo, indicó el comunicado conjunto.

“Tomamos nota de la decisión del presidente de no certificar, ante el Congreso, el respeto por parte de Irán” del acuerdo y “estamos preocupados por las implicaciones que podrían derivarse” añadieron.

“Alentamos al gobierno y al Congreso estadounidense a tomar en cuenta las implicaciones que su decisión tendría para la seguridad de Estados Unidos y sus aliados”, advirtió el texto.

LEA MÁS:

EEUU aplicará sanciones contra la Guardia Revolucionaria de Irán

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: