Pasaron las elecciones y empezaron los cambios. En el Banco Nación se movió el tablero, con las renuncias de tres ejecutivos de alto rango: el vicepresidente primero, Enrique Vaquié (radical y ex ministro de Economía mendocino), el vice segundo, Luis Ribaya (cuya carrera había transcurrido en Banco Galicia) y Alejandro Henke. Este último, que se desempeñaba como director en la institución, seguiría ligado al Gobierno pero ocupando otro puesto quizás en el ministerio de Finanzas, dada su buena relación con Luis "Toto" Caputo. Había llegado al Nación de la mano del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Los cambios fueron definidos por el presidente de la entidad, Javier González Fraga, quien seguramente llevará directores más afín a él para los próximos pasos que dará en la institución. Los tres que abandonan sus puestos provenían del mandato de su antecesor en el puesto, el economista Carlos Melconian, que se fue al poco tiempo de haber cumplido un año al frente de la institución.

González Fraga quiere gente nombrada por él en algunos puestos del directorio. Y trabaja además en una renovación del management, pensando en un Banco Nación más ágil y competitivo.

Dentro de la entidad explicaron que también hay una reestructuración del management, con el objetivo de relanzar la entidad. "Todos los cambios se producirán con gente de la línea, no se traerán externos", explicaron. "Queremos que sea un banco más moderno, con mirada a futuro y que pueda hacer frente a un entorno cada vez más competitivo", señalaron a Infobae.

González Fraga había mantenido una reunión con el Presidente, Mauricio Macri, antes de viajar a la reunión del FMI en Washington. Allí el primer mandatario le ratificó la confianza en la gestión que estaba desarrollando. En el medio hubo una serie de rumores en el mercado relacionados con la decisión de Hacienda de requerir $ 20.000 millones de la entidad para bajar el déficit del año que viene. Esto le quita capacidad prestable, pero –aseguran en la entidad- no afectaría por ahora el ritmo de otorgamiento de créditos. Algunos miembros del directorio, en especial Vaquié, había expresado ya su disconformidad con este tema.

El Presidente Mauricio Macri, recibió a González Fraga antes del viaje de este último a Washington para participar de la reunión del FMI. Allí le ratificó su respaldo por la evolución de la entidad y los cambios internos que se están produciendo.

La nueva gestión del economista radical le dio un fuerte impulso al otorgamiento de créditos hipotecarios, liderando cómodamente el ranking de las entidades que más préstamos para la vivienda están colocando. Además, con el impulso de Henke lanzó una línea para financiar a desarrolladores y a compradores desde el pozo.

Aunque no se conocen aún los nombres de quiénes ocuparán los puestos vacantes, se habla de profesionales ligados también al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

LEA MAS:

Las tres opciones que ofrece el Banco Nación para evitar el impacto de la suba del dólar

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: