A Jazmín Contreras López, de 19 años, la mataron dos compañeros de trabajo por deudas de dinero y porque "ya nos tenía hasta la madre", dijo uno de los inculpados en su declaración ante el Ministerio Público.

Jazmín trabajaba como subgerente en fábrica de textiles Her, de Tlaxcala, capital del estado del mismo nombre en el centro del país. Allí era la jefa de Oscar y Miguel, ambos de 24 años, detenidos como posibles responsables de su asesinato.

"Mi esposa me comentó que no les gustaba que una mujer menor que ellos fuera su superior y que incluso en algunas ocasiones le expresaron, molestos, que no se dejarían mandar por ella", dijo Francisco Javier, esposo de Jazmín, en entrevista con un medio local.

En contra de los inculpados hay un video de seguridad de la tienda, que presentó el periódico nacional Excélsior, el cual muestra cómo Oscar y Miguel sometieron a Jazmín en la tienda con un trapo bañado en cloroformo para después inyectarle veneno y asfixiarla, de acuerdo con la necropsia.

El cuerpo de Jazmín Contreras apareció manitado en un bosque

Luego guardaron el cuerpo de la joven en una bolsa de la tienda de textiles, lo sacaron por la puerta principal, lo subieron una camioneta blanca y se dirigieron al bosque La Malinche, donde abandonaron a Jazmín, pero uno de ellos, Oscar, guardó el teléfono de su víctima en la mochila y lo llevó a su casa.

A partir de la denuncia por desaparición que presentó su esposo el 17 de octubre ante la Unidad Especializada en Investigación y Combate al Delito de Secuestro, la policía interrogó a trabajadores de la tienda, quienes aseguraron que habían visto a Jazmín por última vez el lunes 16 de octubre a las cuatro de la tarde.

Óscar, ayudante general de la tienda, dijo a las autoridades que el lunes la vio llegar y salir del trabajo. Miguel, encargado de bodega, aseguró que no se había percatado de la ausencia de la joven porque hacía tiempo se habían distanciado debido a un problema laboral.

Los dos detenidos confesaron el crimen y dijeron que su jefa los tenía “hasta la madre”

La madre de Jazmín, por su parte, declaró que su hija le había platicado sobre algunos problemas que tenía con dos compañeros. Uno de ellos le debía dinero y el otro estaba molesto porque Jazmín había ocupado su puesto como subgerente y a él lo habían relegado.

La Policía Ministerial detuvo a Oscar y Miguel el 20 de octubre por el delito de homicidio. Ante el juez de proceso confesaron que habían planeado el asesinato de la joven desde el 9 de octubre. "Ya nos tenía hasta la madre", dijo uno de ellos.

El caso de Jazmín se suma a la serie de asesinatos recientes de mujeres en estados del centro del país como Tlaxcala y Puebla, identificado por las autoridades como estados donde opera el tráfico de mujeres.

En Puebla, luego de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos solicitó que se activara la alerta de género, las autoridades anunciaron la creación de una unidad especializada en feminicidios, como parte del programa De una vez por todas para combatir los asesinatos de mujeres.

Ayer mismo las autoridades de Puebla reportaron que otra joven estudiante universitaria, de 21 años, está reportada como desparecida desde el pasado 20 de octubre que salió de la escuela para dirigirse a su casa.

LEA MÁS:

La absurda muerte de un político ruso al intentar una pirueta acrobática en un centro de entretenimiento

Estupor en la policía mexicana por el hallazgo de un drone explosivo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: