El jefe de la policía catalana, Ferrán López, junto a su antecesor,  Josep Lluís Trapero, que fue destituido por el gobierno español

La jefatura de la policía regional catalana, los Mossos d'Esquadra, que cuentan con unos 16.000 agentes, pidió "neutralidad" y "tranquilidad" ante los acontecimientos políticos, según una nota interna a la que tuvo acceso la AFP. El documento fue distribuido en momentos en que el jefe operativo del cuerpo, Josep Lluis Trapero, y el gobierno regional catalán en pleno, fueron destituidos por el Ejecutivo español tras la declaración de independencia en el Parlament.

"Hay que recordar que en todas y cada una de nuestras intervenciones actuamos en representación de la institución a la que pertenecemos, y en consecuencia (…) el principio de neutralidad opera en todo momento", detalla la circular. "Ante cualquier duda la escala de mando es el referente, como siempre ha sido", añade el texto.

Fuentes del ministerio del Interior declararon a AFP que interpretaban "de manera muy positiva" el comunicado, tras haber asumido su mando el ministerio de Interior. El control de la policía autonómica catalana, presente en todo el territorio y mucho más numerosa que las fuerzas que dependen directamente del gobierno central, es clave para garantizar la tranquilidad tras la intervención del autogobierno por parte de Madrid.

El número dos del cuerpo, Ferrán López, tomó el relevo de Trapero, que enfrenta acusaciones de "sedición" por parte de la fiscalía general del Estado. "Con la designación de Ferrán López como máximo jefe de los Mossos d´Esquadra se materializa el principio de respetar el escalafón existente en la Policía Autonómica de Catalunya", explicaron las mismas fuentes.

El Parlament votó el viernes una declaración de independencia festejada por miles de simpatizantes pacíficos, pero que suscita grandes divisiones en la región. Sobre todo luego de que Madrid reaccionara disolviendo al cuerpo legislativo y destituyendo a la plana mayor del gobierno catalán.

(Con información de AFP)

LEA MÁS:

Mariano Rajoy destituyó al jefe de la policía catalana Josep Lluís Trapero

Cataluña: Carles Puigdemont no acepta la destitución y vuelve a desafiar a Mariano Rajoy

La vicepresidente española Soraya Sáenz asumió las competencias de la presidencia de Cataluña

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: