La polémica saga de la palmera de la Casa Rosada arrancó con un breve texto en la sección Círculo Rojo que publica a diario Infobae. Se informaba de una compulsa de precios para una compra directa en la que un solo oferente pidió $235.000 por un ejemplar de una Butia yatai de similares características a los tres que están en pie en el Patio de Honor de Balcarce 50 y de las mismas dimensiones que la que había muerto, probablemente, por exceso de agua. En las redes sociales y en los medios el costo tuvo amplia repercusión y el Gobierno frenó la operación.

El último capítulo de la saga, por ahora, sucedió el último domingo cuando a pesar de las lluvias se plantó una palmera mucho más chica como una metáfora del tiempo por venir. "¡Bienvenida, palmerita!", escribió algún community manager en las redes sociales hoy, con las fotos de la nueva Butia yatai traída desde Corrientes, aunque por donación del gobierno de Corrientes y en un operativo de menores dimensiones que el previsto durante todo el año pasado.

El Gobierno eligió hoy contar su propia crónica: "Cuando se conoció que una de las palmeras del patio principal de Casa Rosada había muerto y que iba a ser reemplazada por otra, gente de todo el país envió ideas sobre qué se debía hacer. Entre ellas, muchas propuestas coincidieron en sugerir que sería muy bueno plantar una pequeña palmera".

Según se indicó, se "evaluaron distintas posibilidades pero la idea de la palmera joven resultó insuperable. Desde hoy, rodeada de las otras tres palmeras centenarias, la nueva palmera iniciará un largo viaje hacia el futuro desde el patio más importante del país. Cuando llegue a tener la misma altura que ahora tienen sus compañeras, será pleno siglo XXII".

El texto publicado hace una pregunta: “¿De qué cosas será testigo en todos los años por venir? ¿Qué futuro asombroso habrá debajo de su sombra en el próximo siglo?” Y agradece a la provincia de Corrientes “la donación de este ejemplar de palmera Yatay, autóctono del noreste de nuestro país, y de los costos de logística y traslado del mismo”.

Palmera Casa Rosada 3

Días atrás el Presidente viajó a la provincia de Corrientes donde el intendente de Goya, Ignacio Osella, formalizó la propuesta de donar junto con la localidad de Colonia Carolina una palmera para la Casa Rosada en reemplazo del ejemplar que se sacó en enero. Técnicamente fue la gestión del radical Gustavo Valdés la que se hizo cargo tanto de la donación como del traslado y el mantenimiento durante un año.

Según supo Infobae, el proveedor es Native Trees, el mismo que había presupuestado $235.000 en diciembre por un ejemplar de doce metros de fuste, costo que incluía el traslado desde Corrientes, el alquiler de una grúa y el operativo para su trasplante, difícil según se describió en su momento por el tamaño del ejemplar.

Antes de que se frenara el proceso de compra directa por compulsa de precios, el dueño del vivero, Martín Villafañe Tapia, dijo que había pagado $5.000 la palmera pero justificó su presupuesto porque “la logística es complicada”.

Seguí leyendo:

Así sacaron la palmera de la Casa Rosada

Marcha atrás con la compra de la palmera que ya retiran de la Rosada

Habló el dueño de la palmera de la Rosada: “La pagué $ 5000 pero la logística es complicada”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: