Los vagones CAF 5000 fueron comprados en 2011 al metro de Madrid

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) programó un paro de tres horas en todas las líneas y el Premetro para el miércoles de esta semana, entre las 5:30 y las 8:30, ante la posible presencia de material tóxico en algunos de los trenes.

Según precisa un comunicado difundido por Agtsyp, la medida de fuerza fue tomada "ante la intransigencia de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), el Gobierno de la Ciudad y la actual operadora, Metrovías, para inspeccionar los trenes CAF6000 sospechados de contener "asbesto".

Según manifestaron desde el sector la medida se toma a modo de "autodefensa" luego de que no recibieran respuesta de las autoridades de Sbase, de Metrovías, ni del Minitserio de Trabajo, a quienes les habían exigido la realización de estudios médicos luego de conocerse la versión de que el material tóxico podría estar presente en las formaciones.

Tres vagones fueron retirados de la Línea B

El mes pasado fueron retirados de circulación tres vagones de la Línea B, los CAF5000, comprados en el 2011 a España, por creerse que podrían contener en su sistema eléctrico amianto, material que genera un polvillo conocido como asbesto y tendría propiedades cancerígenas.

De forma preventiva Sbase sacó de circulación las tres formaciones de la Línea B, comprados hace siete años al Metro de Madrid. En un comunicado se informó que junto a Metrovías se había decidido retirar los vagones "como medida preventiva", tras las declaraciones que hizo recientemente el Metro de Madrid a medios españoles.

La operadora ibérica comunicó que los coches contenían asbesto en componentes eléctricos, un material prohibido tanto en España como en Argentina.

El resultado de los primeros análisis sobre los vagones de la Línea B

Según pudo saber Infobae, las primeras revisiones hechas por la empresa Metrovías sobre esos trenes arrojaron resultados negativos y el Metro de Madrid asegura que los coches no contienen dicho material.

Para confirmarlo se conformó una delegación que comenzó a trabajar el martes pasado, integrada por Sbase, el operador, los gremios, la Agencia de Protección Ambiental, la Subsecretaría de Trabajo y el Ministerio de Salud porteños.

La comisión conjunta evaluaría, según habían asegurado desde Sbase, la totalidad de la flota CAF 6000 de la Línea B para reconfirmar que no hay presencia de asbesto en la red.

Al mismo tiempo sostuvieron que de confirmarse el hallazgo de asbesto en los CAF 5000 –sacados de circulación de forma preventiva– iniciará acciones legales contra el Metro de Madrid por vender coches con este material, prohibido en ambos países al momento de la transacción.

SEGUÍ LEYENDO

Sacaron de circulación tres vagones de la Línea B del subte que podrían tener material cancerígeno

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: