(Reuters)

Mark Zuckerberg se mantuvo en silencio los cuatro largos días que siguieron a la denuncia de que la consultora electoral Cambridge Analytica había utilizado, a partir de una app dentro de Facebook que instalaron 227.000 personas, los datos de 50 millones de personas para la campaña presidencial en los Estados Unidos. Luego de que distintas personas de la compañía —como el vicepresidente, Paul Grewal— salieran a hablar, por fin el fundador y CEO se manifestó, mediante una publicación en su cuenta en la red social.

"Esto fue una ruptura de la confianza entre [el creador de la app que permitió capturar información de los usuarios, Aleksandr] Kogan, Cambridge Analytica y Facebook. Pero también es una ruptura de la confianza entre Facebook y la gente que comparte sus datos con nosotros y espera que los protejamos. Tenemos que arreglar eso", escribió.

“Yo comencé Facebook y, al fin de cuentas, soy responsable por lo que sucede en nuestra plataforma”, agregó.

Zuckerberg anunció que se revisará a las apps que tuvieron acceso a datos de los usuarios; que se restringirá el acceso a esos datos de ahora en más; que se reducirá la cantidad de datos que se solicitan para registrarse en una app y que habrá "un contrato" para que cada app pueda acceder a las publicaciones de un usuario y cualquier otro dato privado.

Pero las expresiones de Zuckerberg no parecieron lograr el efecto deseado, ya que la imagen de su empresa parece muy dañada. "Facebook da muestras de signos de mala gerencia sistémica, lo cual es una nueva preocupación que no habíamos contemplado hasta hace poco", dijo Brian Wieser, analista de Pivotal Research Group, a USA Today. "Ahora los inversores tienen que considerar si la empresa concluirá que ha crecido de un modo que resultó insostenible o si necesita mejorar significativamente su modo de administración".

“Es una ruptura de la confianza entre Facebook y la gente que comparte sus datos con nosotros”, dijo Zuckerberg.

Las acciones de Facebook cayeron un 7% el lunes, como consecuencia de las revelaciones, la peor caída en la Bolsa en cuatro años, con una pérdida de casi USD 5.000 millones para Zuckerberg.

Mientras en Gran Bretaña el CEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix, fue suspendido pendiente de una investigación, en los Estados Unidos varios legisladores han solicitado que Zuckerberg declare ante el Congreso y la Comisión Federal de Comercio (FTC) investiga a Facebook sobre el asunto. Las fiscalías de Nueva York Y Massachusetts también iniciaron indagatorias mientras que el movimiento #deletefacebook llama a los usuarios a dejar la red social.

"Dentro de Facebook, incluso los simpatizantes más devotos de Zuckerberg han descripto una atmósfera tensa", describió The New York Times. "A medida que la crítica de este papel más amplio de la red social en la campaña presidencial de 2016 ha seguido en erupción, algunos empleados han buscado transferencias a otras divisiones, como la aplicación de mensajería WhatsApp y la plataforma de fotos Instagram, tras considerar 'desmoralizador' su trabajo en el producto principal de Facebook".

La publicación de Zuckerberg comenzó con un tono de reconocimiento: "Quiero compartir una actualización sobre la situación de Cambridge Analytica, incluidos los pasos que ya hemos dado y nuestros próximos pasos para abordar este asunto importante. Tenemos la responsabilidad de proteger tus datos, y si no podemos entonces no merecemos servirte. He estado trabajando para entender exactamente qué pasó y cómo asegurarnos de que no vuelva a pasar".

Mark Zuckerberg habló sobre el escándalo luego de cuatro días de grandes tensiones.

Luego de reseñar el caso y señalar que en 2014 tomaron medidas para "prevenir que factores maliciosos accedan a la información de la gente", enumeró tres nuevas medidas que tomará su empresa:

"Primero, investigaremos todas las apps que tuvieron acceso a grandes cantidades de información" antes de 2014, "y realizaremos una auditoría completa de cualquiera con actividad sospechosa". Aquellos diseñadores que se nieguen a que su app sea revisada serán suspendidos; también aquellos a los que se les descubra malversación de los datos. Se informará a los usuarios afectados, agregó.

"Segundo, restringiremos aún más el acceso de los desarrolladores a los datos para prevenir otras formas de abuso", escribió, e ilustró que se eliminará el acceso de un diseñador de app a la información de un usuario que no haya usado la app en tres meses. "Reduciremos los datos que das a una aplicación cuando te registras, a sólo tu nombre, tu foto de perfil y tu correo electrónico". Se requerirá la aprobación y la firma de un contrato para que una app pueda acceder a las publicaciones de un usuario de internet y cualquier otro dato privado.

Zuckerberg anunció pasos para intentar recuperar la confianza de los usuarios de Facebook. (AFP)

"Tercero, queremos asegurarnos de que comprendes a cuáles aplicaciones les has permitido acceder a tus datos. En el próximo mes les mostraremos a todos una herramienta, en la parte superior del feed, con las apps que has usado y una forma sencilla de quitarles el permiso de acceso a tus datos". Esa herramienta, agregó, existe en la configuración de privacidad, pero ahora será visible.

"Yo comencé Facebook y, al fin de cuentas, soy responsable por lo que sucede en nuestra plataforma", agregó. "Soy serio con respecto a hacer lo que sea para proteger nuestra comunidad. Mientras que este asunto específico con Cambridge Analytica no debería volver a suceder con las nuevas aplicaciones hoy, eso no cambia lo que sucedió en el pasado. Aprenderemos de esta experiencia para asegurar nuestra plataforma aún más".

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Sandy Parakilas, ex gerente de operaciones de Facebook: "Las prácticas estaban muy por afuera de los límites que deberían haber tenido"

Tras el escándalo de Cambridge Analytica, ¿llegó la hora de abandonar Facebook?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: