Facundo Ferreira tenía 12 años, murió el 8 de marzo a la 1:30 de la madrugada en un confuso episodio

Se esperaba que la de hoy fuera una jornada clave en la causa donde se investiga el accionar de los policías que causaron la muerte de Facundo Ferreira la madrugada del 8 de marzo de un disparo por la espalda.

Adriana Giannoni, la fiscal de la causa, había anunciado el viernes de la semana pasada que hoy les tomaría declaración a los agentes Nicolás González Montes de Oca y Mauro Díaz Cáceres en calidad de imputados. Sin embargo, esa instancia quedó pospuesta para el 6 de abril.

La presencia de policías que custodiaban la sede de tribunales y de los familiares de Facundo Ferreira que marcharon por tercera vez en reclamo de justicia indicaba que el clima podía tornarse tenso en Avenida Sarmiento al 400. Es que se esperaba que los dos agentes involucrados en el episodio en el que resultó muerto el niño de doce años se presentaran a declarar esta mañana.

Familiares y amigos marcharon pidiendo justicia por Facundo

Sin embargo, según anunció Emilio Guagnini, abogado de la organización ANDHES (Abogados y Abogadas del NOA en Derechos Humanos y Estudios Sociales) a cargo de la querella, la fiscal decidió esperar el resultado de una serie de pericias para recién llamar a declarar a los policías.

A la vez adelantó que mañana será citado nuevamente a declarar en cámara Gesell Juan, el chico de 14 años que manejaba la moto en la que iba Facundo.

Juan ya había declarado, pero el día en que brindó testimonio se encontraba todavía muy afectado por la muerte de su amigo. Por eso se espera que, más tranquilo, pueda brindar mayores detalles acerca de lo sucedido esa madrugada.

En su primera declaración, Juan manifestó que la moto en la que circulaban junto a Facundo había quedado en medio de un tiroteo que tenía a los dos policías de un lado y a seis personas que viajaban en tres motos del otro cuando se produjo el disparo que terminó con la vida de su amigo.

Familiares del chico y vecinos del barrio Juan XXIII, conocido popularmente en Tucumán como La Bombilla, marcharon una vez más esta mañana hasta tribunales

Se supo además que Juan cuenta con antecedentes delictivos, pero no así Facundo, según lo confirmo el viernes pasado la fiscal.

En esa ocasión Giannoni también manifestó que pudo constatar que Mauro Gabriel Díaz Cáceres, uno de los dos agentes que habrían disparado contra Facundo y su amigo, tiene al menos una causa por exceso en el uso de la fuerza cometido en los menos de tres años que lleva dentro de la institución.

Los resultados de las pericias que la fiscal estaría aguardando para citar a declarar a los policías son: el análisis del ADN obtenido de la bala que causó la muerte del menor, los exámenes toxicológicos de las muestras que se tomaron a los policías y a las víctimas y también un estudio que permita precisar con mayor exactitud la distancia a la que se produjo el disparo que ingresó por la nuca de Facundo.

Una primera pericia había permitido constatar que el disparo no se realizó a una distancia menor de 50 centímetros. Otros datos que la fiscal dio a conocer en sus declaraciones de la semana pasada son el resultado positivo del dermotest realizado tanto a los policías como a las víctimas, en el que se constató la presencia de pólvora en las manos de Facundo y de Juan, también de los agentes.

Facundo Ferreira recibió un balazo en la nuca

A su vez, anunció que cuenta con imágenes de cámaras de seguridad en las que se puede reconstruir parte de la persecución, pero no el momento preciso en que se produjo el disparo que terminó con la vida del niño de doce años.

Acerca de lo ocurrido la madrugada del 8 de marzo alrededor de la 1:30 existen versiones contrapuestas.

En la versión policial, los dos oficiales motorizados del 911 que circulaban por las inmediaciones del Parque 9 de Julio intentaron interceptar a seis jóvenes que andaban en tres motos y que, ante la advertencia de los oficiales, escaparon en contramano por una avenida y comenzaron a dispararles.

Para repeler el ataque, los policías habrían usado balas de goma hasta que se les agotaron las municiones. Después, habrían tirado con sus pistolas reglamentarias. Al llegar a una esquina del pasaje Río de Janeiro y avenida Avellaneda, Facundo y su amigo que manejaba la moto cayeron heridos.

En la versión que maneja la familia Ferreira, los policías nunca dieron la voz de alto antes de disparar y Facundo habría sido ejecutado por la espalda a menos de un metro de distancia.

Facundo, junto a su abuela, meses antes de morir

Para los abogados de ANDHES a cargo de la querella, la muerte de Facundo es un homicidio doblemente agravado por alevosía y por tratarse de funcionarios públicos. Sin embargo, Giannoni todavía no adelantó cuál será el delito que se les imputará a los policías cuando presenten declaración el 6 de abril.

La muerte de Facundo ha polarizado las opiniones de la sociedad tucumana, hecho que la propia fiscal ha reconocido al insistir en su voluntad de que la investigación se conduzca con la mayor objetividad posible: "Hay una grieta muy grande en la sociedad, están los que se ponen del lado de la Policía y los que se ponen del lado del menor. No queremos que eso contamine nuestro trabajo".

Por su parte, familiares del chico y vecinos del barrio Juan XXIII, conocido popularmente en Tucumán como La Bombilla, marcharon una vez más esta mañana hasta Tribunales reclamando justicia acompañados por organizaciones como el Partido Obrero, el Frente Popular Darío Santillán y La Garganta Poderosa. "Que la policía tenga el valor de dar la cara. Quiero verle la cara al asesino ese que le disparó a Facundo", reclamó Mercedes, abuela de la víctima, con gestos de indignación.

Mientras que Romina, la madre del menor, se mostró preocupada porque los abogados que forman parte de la querella aún no tienen acceso al expediente de la causa.

Durante la marcha se vivieron momentos de tensión cuando, según los manifestantes, un grupo de policías arrojaron gas pimienta contra las personas concentradas, hecho por el cual realizaron la denuncia correspondiente.

por Exequiel Svetliza (especial para Infobae desde Tucumán)

SEGUÍ LEYENDO:

"Mataron a mi negrito": la dolorosa carta de la abuela del chico baleado por la policía de Tucumán

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: