Lula da Silva (Reuters)

La Corte Suprema de Brasil decidió este jueves que la votación del hábeas corpus solicitado por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva se llevará a cabo el próximo 4 de abril.

Los magistrados votaron este jueves en primera instancia el tratamiento o no del recurso presentado por el jefe de Estado, quien busca evitar ir a prisión luego de ser condenado a 12 años de prisión por corrupción.

El Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, con sede en Porto Alegre, por su parte, fijó para el próximo lunes el juicio por el recurso interpuesto por Lula contra la pena a 12 años de prisión a que fue condenado por corrupción y cuya decisión puede llevarlo a prisión.

Este juicio es determinante para el futuro del ex mandatario brasileño ya que si la mayoría de los 11 magistrados acepta el recurso de hábeas corpus, Lula podrá librarse de la prisión tras su condena en segunda instancia.

La legislación brasileña establece que los condenados por un tribunal colegiado tienen que comenzar a cumplir la sentencia cuando ya no tengan posibilidad de recursos ante la segunda instancia, como en el actual caso del ex mandatario.

(EFE)

En caso de que el Tribunal de Porto Alegre rechace el lunes el recurso interpuesto por Lula contra su condena y si la Corte Suprema no acepta el hábeas corpus, el juez federal Sergio Moro podrá ordenar el encarcelamiento del ex mandatario la próxima semana.

Lula fue hallado culpable de recibir 2,25 millones de reales (unos 700.000 dólares) por sobornos de parte la constructora OAS, los cuales se habrían materializado en la reserva y reforma de un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo.

Para evitar su encarcelamiento, la defensa de Lula presentó un recurso de "hábeas corpus" preventivo ante el Tribunal Superior de Justicia, el cual le fue negado; y otro ante un juez de la Corte Suprema, que también lo rechazó, pero decidió trasladar el dictamen final sobre el asunto al pleno de esa corte, lo que ahora quedó programado para este jueves.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT), que ha reiterado que sufre una "persecución" judicial que busca impedir su vuelta al poder, se encuentra en estos momentos en una gira por algunos de los estados del sur de Brasil.

Lula ha manifestado su deseo de presentarse a las elecciones presidenciales del próximo octubre y aparece como líder en todos los sondeos de opinión, pero puede quedar inhabilitado políticamente, pues según la legislación brasileña los condenados en segunda instancia no pueden presentarse a cargos electivos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La Justicia de Brasil confirmó la condena por corrupción de Lula da Silva y aumentó la pena a 12 años y un mes de prisión

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: