Luka Modric celebra el pasaje a la final de la Copa del Mundo (Foto: REUTERS/Darren Staples)

Luka Modric celebra el pasaje a la final de la Copa del Mundo (Foto: REUTERS/Darren Staples)

Luka Modric conduce. Con el mapa del campo de juego en sus botines, fue un jugador clave en la Champions League que obtuvo el Real Madrid ante Liverpool. Incluso con muchas más responsabilidades por su carácter de figura (junto a Ivan Rakitic), es la bandera de su selección, Croacia, que venció 2-1 a Inglaterra y se metió en la final del Mundial por primera vez en la historia.

Modric, de 32 años, también dejó un duro mensaje tras el triunfo de los balcánicos. Es que el conjunto dirigido por Zlatko Dalic venía de atravesar dos alargues para acceder a semifinales, y eso suponía una ventaja en la previa para los ingleses. Sin embargo, tras el 1-1 parcial de Ivan Perisic, fue Croacia el que pareció con energía extra para buscar el golpe decisivo, que llegó a través de Mandzukic.

El mediocampista de gran manejo entendió que, desde las declaraciones, no se le dio el crédito merecido a su elenco. Y salió al cruce. "Los ingleses nos subvaloraron y eso fue un error. Nosotros leíamos lo que escribían y decíamos: 'a ver quién está cansado…'. Deberían ser más humildes y respetar a sus adversarios", golpeó, según difundió el diario español Marca.

"Demostramos que somos fuertes. Dominamos el partido física y mentalmente. Debimos matar el partido antes de la prórroga", analizó el 10 con extrema confianza en las cualidades de Croacia.

La final del domingo ante Francia, en el estadio Luzhniki de Moscú, ya es una instancia inédita para los balcánicos. Es que su mejor presentación en Mundiales se había dado en Francia 98, cuando alcanzaron el tercer puesto. Rusia 2018, entonces, representa una oportunidad invaluable.

"Es increíble lo que hemos logrado. Es un sueño hecho realidad. Estamos muy orgullosos, es la hazaña más grande de la historia de Croacia", se conmovió, dejando en claro, una vez más, que lo colectivo está por encima de lo individual.

Es que Luka es serio candidato a destronar a romper con la doble hegemonía de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi en el Balón de Oro. Pero, en este contexto, el seductor premio no forma parte de las prioridades del elegante futbolista. "No me importa, de verdad. Yo solo pienso en la final y en poder levantar la Copa del Mundo con todos mis compañeros", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El "finalista fantasma": el jugador que puede ser campeón con Croacia a pesar de haber sido echado de Rusia 2018

El fotógrafo que se volvió famoso por accidente en el festejo de Croacia

Los mejores memes que dejó la derrota de Inglaterra ante Croacia

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: