Peso-dólar (Adrián Escandar)

Peso-dólar (Adrián Escandar)

El dólar se mantuvo estable y la demanda de Lebac y bonos en pesos siguió en crecimiento. Si bien se espera que en el segundo semestre el dólar suba más moderadamente de lo que hizo en el primero y que las ganadoras sean las tasas de interés, no hay que confiarse.

Lo que ayuda a los que están apostando al peso, son las recuperaciones de las monedas de países emergentes, como sucedió en Brasil, Chile y México.
La otra buena noticia fue la baja de más de 3% del petróleo, un dato clave para la Argentina. La suba de los combustibles es un acoso para los precios. La caída del crudo también favorece a las tarifas de electricidad y gas que vieron anulados los últimos aumentos justamente por la suba del dólar y del petróleo.

La demanda local en pesos fue acompañada por las manos de los "amigos de siempre", como llaman a los fondos del exterior que se ocupan de comprar títulos y acciones en países con problemas. Por caso ven oportunidades en bonos de la Provincia de Buenos aires que rinden tasa Badlar más 15 puntos.

Si bien se espera que en el segundo semestre el dólar suba más moderadamente de lo que hizo en el primero y que las ganadoras sean las tasas de interés, no hay que confiarse

La Badlar es el promedio de las tasas que los bancos privados pagan a sus clientes de plazo fijo de más de $ 1 millón a 30 días. O sea, que ellos apuestan a tener un bono que durante tres años rinda 40% anual. Son bonos difíciles de obtener porque no tienen tanta fluidez dentro del mercado secundario pero los fondos salvan todos los obstáculos por las cantidades que compran.

Según Juan Miguel Salerno del fondo Compass Group, "lo que trajo algo de tensión al mercado fue el informe del FMI que remarcó que hay importantes riesgos para la sustentabilidad de la deuda y que el pico será a fin de año".

"Pero nosotros vemos que se necesitan ocho mil millones de dólares para solucionar ese problema y la Argentina los va a conseguir sin dificultad porque los mercados no van a estar cerrados todo el tiempo. En algún momento la tensión por la guerra comercial de Estados Unidos con China, perderá fuerza", agregó Salerno.

Banco Central (NA)

Banco Central (NA)

El dato más importante es el que no se tuvo. La ansiedad está puesta en la licitación de Lebac del martes cuando vencen $525 mil millones (según el último dato del lunes por la tarde del BCRA). El Central es cauto y sabe que no le renovaran más de 385 mil millones. O sea, quedarán $140 mil millones en el aire de los cuales $80 mil millones irán a encajes. De esos $80 mil millones, $50 mil millones corresponden a los nuevos bonos (BOTE 2020) que el Tesoro licitó en el primer día de la semana de los cuales colocó $44.955 millones a una tasa de 26%. Los bancos pueden usar estos bonos para conformar el aumento del encaje que les impuso hace un tiempo el Banco Central.

Los $60 mil millones que quedan sin cubrir, el Banco Central los deja en el mercado (emisión) porque va a haber más demanda de billetes por las vacaciones de invierno.

Dólar, bonos, reservas y ADRs

En este escenario, el dólar en bancos y casas de cambio aumentó 6 centavos a $28. En la plaza marginal, el "blue", con escasa demanda", subió 0,35 centavos a $28,85.

En el mercado mayorista, donde operan los bancos, se negociaron USD 452 millones, un monto regular. La divisa abrió a $27,35 pero a las 11.00 cotizó a $27,32 y cerró a $27,33. El precio es 12 centavos más alto que el del viernes.
En la licitación de USD 100 millones que realiza diariamente el Banco Central por cuenta y orden del Tesoro, la tasa de corte fue 8 centavos más alta que la del viernes en $27,2546.

Las reservas perdieron apenas USD 14 millones y quedaron en USD 61.308 millones. En el exterior por el leve fortalecimiento del euro se ganaron USD 29 millones. El único pago al exterior fue de 2 millones a Brasil para compensar operaciones de comercio exterior.

El dólar cerró a $28 (Adrián Escandar)

El dólar cerró a $28 (Adrián Escandar)

En el mercado de bonos de la deuda, los negocios fueron moderados. Se operaron $12.253 millones. El Bonar 2024, el bono en dólares que es referencia del mercado, subió 0,21%. El Bonar 2020, perdió 0,20%. Los títulos en dólares tienen rendimientos de entre 7,70% y 9,35%, de acuerdo al plazo. Son atractivos para quien piense en una renta elevada en dólares por los próximos años. Los intereses se pagan semestralmente.

Pero por el otro lado, está la seducción de los bonos en moneda local. Las Lebac en el mercado secundario rinden 47% anual a 29 días y 45% a 64. Al plazo de 4 meses, pagan 43,50%. Son tasas que animan a desafiar al dólar. Para que la moneda norteamericana le gane a estos bonos debe subir más de 4% por mes.

Las acciones siguieron en baja. Hay aversión al riesgo. Los inversores se están yendo de los papeles de renta variable a bonos. Por eso con negocios por $ 478 millones, un nivel irrisorio, el índice Merval de las acciones líderes cayó 0,94%.

El único papel destacado fue Telecom (+1,78%). Las otras dos subas correspondieron a BYMA (+0,36%) y a Transportadora Gas del Sur (+0,20%. El resto fueron todas bajas.

Fuente: Rava

Fuente: Rava

Con los ADR's argentinos, certificados de acciones que cotizan en dólares en Wall Street, sucedió algo similar. Solo subieron Mercado Libre (+4,75%), Telecom (+2%) y Banco Macro (+0,08%). Ninguna de las bajas superó 2% y en medio de un momento que no es el mejor, no es una mala noticia.

Se vienen días de reacomodos de carteras y seguirá la pulseada entre el peso y el dólar. Los bonos de cualquiera de las dos monedas muestran atractivos que solo se pueden ver en el país que paga las tasas más elevadas del mundo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: