Gerardo Ferreyra

Mañana por la mañana se presentarán en los pisos cuatro y cinco del edificio de los tribunales Federales de Comodoro Py los dos ejecutivos detenidos de la empresa Electroingeniería: Gerardo Ferreyra y Jorge Neyra. Ambos están detenidos por orden del juez Claudio Bonadio en la causa que se inició a partir de las anotaciones sobre pago de coimas en bolsos que hizo Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, número dos del ministerio de Planificación durante el kirchnerismo.

Los dos ya fueron indagados y serán trasladados desde la cárcel a los tribunales de Retiro para cumplir trámites diferentes. Neyra, director comercial de Electroingeniería, irá temprano al despacho del fiscal Carlos Stornelli, con quien, según confirmaron allegados a la defensa del imputado, negocia un acuerdo para transformarse en arrepentido.

De esta manera Neyra se suma a lo hecho por otros empresarios imputados en esta causa. En cambio, Ferreyra accionista, director y vicepresidente de la compañía (en uso de licencia), pidió ampliar su declaración indagatoria.

Se tiene que presentar en el cuarto piso, en el despacho de Bonadio para hablar. Según informaron allegados a la defensa del empresario Ferreyra podría admitir los pagos que se le atribuyen en los cuadernos, pero explicaría que lo hizo como aporte al proyecto político del kirchnerismo del que se considera integrante. Y no como coimas.

Al mismo tiempo que Ferreyra y Neyra cumplan con los trámites, debe estar en Comodoro Py, para ser indagador el ex ministro de Planificación y diputado nacional por el Frente para la Victoria Julio De Vido, uno de los acusados de integrar la asociación ilícita bajo investigación en la causa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: