Hombres armados mataron anoche a tiros a cinco manifestantes antigubernamentales e hirieron a decenas en el sur de Irak, mientras que la ONU cifró en al menos 269 los muertos y 8.000 los heridos en las protestas que sacuden al país árabe.
Las marchas en la capital y zonas de mayoría chiita del sur de Irak comenzaron a principios del mes pasado en coincidencia con una fuerte crisis económica, y tienen como blanco al gobierno y a varios partidos políticos que lo integran, a los que consideran corruptos y sectarios.
Anoche, miles de manifestantes habían tomado las calles de la sureña ciudad de Basora en una nueva protesta, cuando desconocidos enmascarados abrieron fuego contra ellos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: