La amenaza
La amenaza

La jueza federal de Resistencia, en Chaco, Zunilda Niremperger, fue amenazada de muerte a través de una nota manuscrita que dejaron este lunes a la tarde en su casa. "Pará ya H.D.P. o tenes los días contados", dice el texto que está acompañado con una cruz.

El papel fue dejado en el garaje de la casa de la magistrada a través de las rejas que tiene el portón, le informaron a Infobae fuentes que trabajan en el caso. La nota fue encontrada el lunes a las cinco de la tarde por la empleada que trabaja en la casa. La mujer se comunicó con Niremperger y la custodia de la jueza llamó a Gendarmería, que fue hasta la casa.

Por el hecho se abrió una causa judicial que tiene a cargo el otro juez federal de Resistencia, Enrique Bosch.

Niremperger tiene a cargo varias causas que involucran al poder político de Chaco y en las cuales hay detenidos. Investiga por lavado de activos a funcionarios y al secretario privado del gobernador de Chaco, Domingo Peppo. En otra causa Peppo está imputado por irregularidades en la construcción de viviendas a aborígenes en la que están presos intendentes de la provincia. La jueza también procesó y ordenó detener a Aída Ayala, ex intendenta de Resistencia y actual diputada de Cambiemos, por lavado de activos. En esa causa estuvo preso un sindicalista.

La jueza federal Zunilda Niremperger
La jueza federal Zunilda Niremperger

Allegados a la magistrada le dijeron a Infobae que no puede desvincular la amenaza de esas causas judiciales que tramita.

Esta no es la primera vez que Niremperger es amenazada. "No me importa, no me importa, yo pago este homicidio, lo pago pero ella se muere", dijo el fallecido Carlos Salvatore, acusado de narcotráfico, en una escucha judicial desde la cárcel.

La jueza tiene custodia de Gendarmería en su casa solo de noche. Ahora le reforzaron la custodia. La casa de la magistrada no tiene cámaras de seguridad.

Antes de la amenaza la jueza sufrió hechos intimidatorios que le contaron vecinos. Uno de ellos le dijo que en una oportunidad un drone sobrevoló su casa. Y otro que una noche desde una camioneta y una moto sacaban fotos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: