El cauteloso alivio a nivel mundial de las cuarentenas decretadas por el coronavirus tomó hoy impulso con la reapertura en la India de comercios de productos no esenciales para sus 1.300 millones de habitantes, aunque con las misma precauciones que en otros países para evitar el resurgimiento de un virus que ya mató a más de 200.000 personas en menos de cinco meses, según un registro académico.
Con una cifra global de contagios que se acerca a los 3 millones, algunas naciones, como Sri Lanka, decidieron este sábado profundizar, no aliviar, su cuarentena, mientras otras que demoraron en decretarlas, como Ecuador o Reino Unido, decidieron mantenerlas ante una explosión de casos y muertes y olas de críticas.
Incluso gobiernos de países europeos muy afectados que han anunciado planes para levantar restricciones y reactivar sus economías, como España e Italia, han adelantado que podrían volver todo atrás si es necesario, lo que confirma una extendida estrategia de prueba y error adoptada frente a la pandemia.
Panorama mundial
En Estados Unidos, los estados de Georgia, Oklahoma y Alaska se sumaron este viernes a una lista de varias decenas más y empezaron a distender medidas de protección sanitaria que han perjudicado sus economías, pese a que la cifra de muertos en el país más afectado del mundo superó la víspera los 50.000 y la de casos traspasó hoy los 900.000.
En el Reino Unido, el total de muertos por coronavirus en hospitales alcanzó 20.319 tras registrarse 823 más en las últimas 24 horas, con lo que el país se sumó al club de las otras tres naciones europeas con más de 20.000 muertos y está quinto en esta categoría detrás de Estados Unidos, Italia, España y Francia, informó la cadena BBC.

La relajación de la estricta cuarentena de la India para la reapertura de pequeños comercios donde se compra desde gaseosas hasta tarjetas para celulares, sin embargo, no aplica a cientos de localidades que han sido aisladas y otras zonas muy golpeadas por un brote que ya ha matado a 775 personas en un país con enormes multitudes de pobres.
India ya permitió la semana pasada la reanudación de algunas industrias y actividades agrícolas para paliar las penurias de millones de personas que perdieron el trabajo desde que se impuso la cuarentena, el 24 de marzo.
En China, donde se inició la pandemia en diciembre, por décimo día seguido no se registraron muertos por coronavirus.
Corea del Sur informó de 10 nuevos casos, el octavo día seguido con menos de 20 nuevos infectados, y el segundo consecutivo sin muertes.
La cifra global de muertes por coronavirus de la base de datos de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, de referencia mundial por su actualización permanente, estaba esta tarde (hora argentina) en 200.698 y la de casos en más de 2,86 millones.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), que actualiza su datos una vez al día, cifró este sábado los muertos a nivel mundial en 187.705 y los casos en más de 2,71 millones.
En Europa, Bélgica detalló planes para una progresiva relajación de su cuarentena desde el 4 de mayo, con la reanudación de tratamientos no esenciales en hospitales y la reapertura de comercios textiles para que la gente pueda fabricarse tapabocas. Bares y restaurantes podrán abrir el 8 de junio, si las condiciones lo permiten.

En España, donde las muertes se han reducido, los niños podrán salir desde este domingo a dar un paseo de una hora máximo acompañados por un adulto y con un juguete por primera vez en 44 días, aunque no podrán jugar con otros niños ni alejarse a más de 1 kilómetro de sus casas.
El país reportó el fallecimiento de 378 personas, 11 más que el viernes, y las personas curadas volvieron a superar a los nuevos casos en ese lapso.
Italia, que también ha visto disminuir sus muertes e internaciones, anunció que distribuirá tapabocas en geriátricos, comisarías, organismos y medios de transporte públicos mientras se prepara para aliviar su cuarentena, el 4 de mayo. El país registró hoy 415 muertes, la cifra diaria más baja desde el 18 de marzo.
En Francia, el gobierno ha anunciado que levantará una de las cuarentenas más estrictas de Europa el 11 de mayo, y su ministro de Salud detalló planes para aumentar el número de test de diagnóstico de coronavirus para ayudar a prevenir nuevos brotes.
La escasez de test es un problema crítico también en otros países, como Brasil, que se está convirtiendo en uno de los epicentros de la pandemia, con más de 54.000 casos y más de 3.700 muertos.
Río de Janeiro, San Pablo y otras grandes ciudades han dicho que sus sistemas sanitarias están colapsando. En Manaos, capital del estado de Amazonas, un cementerio tuvo que cavar fosas comunes por la cantidad de muertos que recibe por día.

En Ecuador, el país latinoamericano más afectado detrás de Brasil, el presidente Lenín Moreno ratificó anoche que el 4 de mayo se pasará "del aislamiento al distanciamiento" social para poder reanudar algunas actividades económicas.
Moreno dijo que se mantendrán restricciones como toques de queda y que se podría volver a confinar a la población si se agrava un brote que ya registra más de 22.200 casos y 576 decesos.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.