Tres meses después de la primera vuelta, algo menos de 35% de los franceses se acercaron a las urnas para votar a sus alcaldes en el balotaje de las elecciones municipales de 5.000 territorios en los que se incluyen las grandes ciudades de París, Burdeos, Marsella o Lyon, con distancia preventiva y el uso de mascarilla como parte los muchos requisitos frente a la pandemia del coronavirus.
Las elecciones municipales que se celebraron el 15 de marzo, dos días antes de que el país iniciara el confinamiento por la pandemia del coronavirus, marcaron un récord en cuanto a cantidad de abstenciones, un 50%.
En la primera vuelta, 30.000 de los 35.000 municipalidades definieron representantes, mientras que las 5.000 restantes debieron ir a balotaje.
Sin embargo, para las cinco de la tarde de este domingo la tasa de participación fue del 34,67% y se estima que para el fin de la jornada sea de entre el 40 y el 41%, por debajo de la primera vuelta, lo que marca un nuevo récord histórico de abstenciones en los comicios municipales.
La República en Marcha del presidente Emmanuel Macron corre el riesgo de perder en todas las ciudades principales, amenazada por una ola ecológica y el regreso de la división izquierda-derecha.
En varias ciudades, la izquierda, ambientalistas, comunistas, socialistas y personas sin encuadre partidario pero que se presentan como rebeldes se felicitaban por haber podido avanzar juntos.
En París, La República en Marcha se enfrenta a una posible caída, tras una desastrosa campaña en París donde la alcaldesa socialista, Anne Hidalgo, obtuvo una amplia ventaja en la primera vuelta de los comicios en marzo.
Mientras, la formación conservadora del primer ministro, Edouard Philippe, conocida como Los Republicanos, se encuentra también a la cabeza, mientras hace campaña para la Alcaldía de Le Havre.
En tanto que en Marsella, esta segunda vuelta está marcada por las tensiones tras la investigación por presunto fraude del partido Los Republicanos, que afecta a su candidata, Martine Vassal, quien se enfrenta a Michèle Rubirola y Samia Ghali.
Con 199.473 casos positivos y 29.781 muertos por coronavirus, según datos de la Universidad estadounidense Johns Hopkins, el Ministerio del Interior ordenó que durante las elecciones de hoy cada ciudadano se acerque a los colegios electorales con su propia lapicera para firmar el registro y marcar el candidato en la tarjeta electoral.
Asimismo, es obligatorio que todos los implicados en el procesos electoral se laven las manos, usen tapabocas, respetar la distancia reglamentaria preventiva al hacer las filas y ventilación natural en los centros de votación a través de la apertura de puertas y ventanas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.