La ciudad de Benarés, en el norte de la India y la más sagrada para el hinduismo, fue uno de los focos de atención en una jornada en la que más de 100 millones de personas estuvieron convocados a votar en cerca de 113.000 colegios electorales en ocho regiones.
En total, unos 900 millones de indios estuvieron habilitados para votar, de manera escalonada, en el último mes y medio.
El primer ministro, Narendra Modi, aspira a ser reelecto y se perfila como el candidato favorito tanto a nivel nacional como en la ciudad milenaria, donde los hindúes creen que la muerte rompe el círculo de reencarnaciones y se alcanza la liberación.
"Hoy es la última fase de las elecciones a la Lok Sabha (parlamento) 2019, pido a todos los que votan en esta fase a que lo hagan en cifras récord. Su único voto dará forma a la trayectoria de desarrollo de la India en los próximos años", arengó el dirigente en las últimas horas, del partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP), según informó la agencia de noticias EFE.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: