La iraní Vida Movahed fue condenada a un año de cárcel por quitarse el velo islámico en público, en el marco de las protestas contra la obligatoriedad del hiyab en Irán, e indultada posteriormente por el líder supremo Ali Jamenei.
La mujer fue detenida por primera vez en enero de 2018, después de que el vídeo de su acción de quitarse el velo en la calle Enghelab de Teherán se hiciera viral, pero poco tiempo después fue liberada.
A finales de octubre de ese año, volvió a la plaza Enghelab con varios globos de colores y, debido a que la gente se congregó a su alrededor y se interrumpió el tráfico, fue arrestada de nuevo, según el informe policial citado por la agencia de noticias EFE.
Aunque Movahed llevó a cabo dos acciones similares de protesta, su abogado defendió en declaraciones a la agencia oficial IRNA que la mujer ahora se comprometió a no reincidir.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: