Medio centenar de civiles y milicianos talibanes murieron en las últimas horas, incluido un importante comandante de una facción rebelde del grupo integrista así como niños y mujeres, tras un ataque aéreo con drones registrado en la provincia de Herat, en el oeste de Afganistán.
El ataque ocurrió en el centro de la localidad de Shindand, una zona que está bajo control de las fuerzas gubernamentales, en el que según el reporte de testigos participaron "cuatro drones extranjeros que atacaron varias casas".
Fuentes locales citadas por la agencia de noticias Europa Press aseguraron que hubo "al menos 40 civiles muertos, incluidas mujeres y niños y entre 30 y 35 talibanes", aunque las autoridades gubernamentales locales todavía no se han pronunciado sobre el incidente.
Las fuentes consultadas dijeron que el ataque de los drones se llevó a cabo anoche y que entre las víctimas mortales figura el mullah Nangyalai, uno de los comandantes de la facción rebelde talibán liderada por el mullah Rasul.
"Una persona muerta y otras diez heridas en un ataque aéreo han sido trasladadas al hospital regional de Herat" se limitaron a informar reportaron las autoridades sanitarias de Herat, mientras que un portavoz de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán,confirmó que las fuerzas militares norteamericanas realizaron ayer un "ataque aéreo defensivo coordinado" para apoyar a las fuerzas afganas en Shindand.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: