(Cortesía: Noticias Telemundo)

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró hoy que la situación en la frontera con México es una "crisis creciente", a pesar de que el número de detenciones se ha reducido drásticamente en las últimas dos décadas.

"Mis queridos estadounidenses, hoy les hablo porque hay una crisis humanitaria y de seguridad creciente en nuestra frontera sur", dijo Trump en un discurso dirigido a los ciudadanos en un horario de máxima audiencia.

El mandatario también pidió en el mismo discurso 5.700 millones de dólares para construir una barrera de acero, en un momento en que el gobierno está parcialmente cerrado por una parálisis presupuestaria.

"Algunos han sugerido que una barrera es inmoral", dijo en referencia a la líder demócrata Nancy Pelosi.

"Lo único inmoral es que los políticos no hagan nada e inocentes sigan siendo víctimas de inmigrantes ilegales", dijo Trump, quien se encuentra inmerso en una lucha de poder de final imprevisible con los demócratas.

Trump también afirmó que "a pedido de los demócratas, será una barrera de acero y no un muro de hormigón" e insistió en que "el muro fronterizo se pagará muy rápidamente por sí mismo".

El presidente habló de "el ciclo del sufrimiento humano que estoy decidido a terminar" para justificar su muro fronterizo. "Esta es una crisis humanitaria. Una crisis del corazón y una crisis del alma", agregó.

Trump pronunció su mensaje desde el Despacho Oval y posteriormente los líderes demócratas en el Congreso, que exigieron hoy el "mismo tiempo al aire", respondieron a la alocución presidencial.

Noticia en desarrollo…

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: