La Casa Blanca aseguró hoy que la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos avanzará, luego que Corte Federal de Apelaciones fallara ayer a favor de liberar el dinero para su construcción.
El fallo de ayer permitirá usar 3.600 millones de dólares en la construcción del muro, originalmente asignados por el Congreso a 127 proyectos para gasto militar.
"¡Todo el Muro está en construcción o se está preparando para comenzar!", dijo hoy el presidente estadounidense, Donald Trump, en su cuenta personal de Twitter.
"El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito acaba de revertir una decisión de un tribunal de primera instancia y nos dio el visto bueno para construir una de las secciones más grandes del Muro de la Frontera Sur, cuatro billones de dólares", tuiteó el mandatario.
Trump hizo referencia así al fallo de diciembre pasado en el que el juez de distrito federal David Briones, en El Paso (Texas), había impedido que el gobierno gastara esa suma de dinero en la construcción del muro.
"Terminaremos el muro", aseguró hoy a través de un comunicado la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.
El gasto afectado por el fallo de la corte está destinado a 11 proyectos en California, Arizona, Nuevo México y Texas. El más largo y más caro, con mucho, abarcaría 52 millas (83 kilómetros) en Laredo, Texas, a un costo estimado de 1,27 mil millones de dólares.
Desde su campaña electoral de 2016, Trump prometió que construiría un muro a lo largo de los 3.200 kilómetros de la frontera sur estadounidense y dijo que México pagaría por esa obra, emprendida con la intención de impedir la inmigración ilegal.
El 17 de diciembre, el director interino de la agencia de Aduanas y Protección de Fronteras, Mark Morgan, dijo que desde que Trump llegó a la Casa Blanca, en enero de 2017, se completó la construcción de un muro sobre unos 150 kilómetros, de los cuales 135 corresponden al reemplazo de estructuras ya existentes, informó la agencia de noticias EFE.
Hoy, a comienzos de otro año electoral marcado por el escándalo del Ucraniagate que desembocó en un posible proceso de impeachment, y el asesinato del viernes pasado al comandante iraní Qasem Soleimani, que generó una escalada de tensiones con Irán, Trump vuelve a apostar por una de sus promesas más férreas y exitosas que le ayudaron a ganar las elecciones de 2016: la construcción de un muro fronterizo con México.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: