El gobierno italiano que encabeza el premier Giuseppe Conte en base a una coalición entre el Partido Democrático y el Movimiento Cinco Estrellas iniciará el año con una serie de tensiones internas y la mirada puesta en las elecciones regionales a fines de enero en las que una victoria de la derecha podría golpear al Ejecutivo.
Conte reunirá a su gabinete y legisladores a inicios de enero para "verificar" los números de la coalición y fijar la agenda parlamentaria para el año próximo, según confirmó el premier en declaraciones al diario La Repubblica publicadas este lunes.
La reunión del Ejecutivo se dará tras las tensiones de los últimos meses, que incluyeron, por ejemplo, la escisión de un grupo del PD que respondía al ex premier Matteo Renzi para formar la agrupación Italia Viva, que apoya formalmente a Conte pero tiene diferencias con el Cinco Estrellas en temas como la política de seguridad.
Además, el propio Cinco Estrellas (M5E) atraviesa una crisis interna tras el alejamiento de tres senadores hacia la derechista Liga a inicios de diciembre, que obligaron al fundador del Movimiento, Beppe Grillo, a tener que confirmar públicamente al canciller Luigi DI Maio como el "líder" de la fuerza pese a las resistencias internas.
En ese marco, la renuncia en los últimos días del ministro de Educación, el miembro del M5E Lorenzo Fioramonti, descontento por los fondos asignados a la cartera en el presupuesto, volvieron a mostrar las discrepancias internas en el Cinco Estrellas.
Italia Viva y el Cinco Estrellas, además, iniciaron una batalla en las últimas horas por el pedido de los seguidores de Renzi para abolir el denominado "Ingreso de ciudadanía", que otorga un piso de 800 euros a los desocupados y fue una de las banderas del M5E en la última campaña electoral.
Más allá de las tensiones internas, el Ejecutivo tendrá el 26 de enero la primera prueba electoral en la norteña Emlia Romaña, la tercera región más rica del país, gobernada desde 1970 por fuerzas de centroizquierda.
Sin embargo, la candidata de la Liga, Lucia Borgonzoni, aparece a la cabeza de casi todas las encuestas, aprovechando que el PD y el M5E irán en listas separadas a la elección.
Una victoria de la Liga podría, según analistas, provocar más alejamientos del M5E hacia la fuerza del ex vicepremier Matteo Salvini, el político más popular del país, y poner en riesgos a la coalición de gobierno que inició su mandato en septiembre pasado.
Como marco, el movimiento juvenil denominado "las sardinas", que enfatiza su lucha contra el fascismo pero ya se mostró prescindente de las luchas electorales, aparece como una respuesta por centroizquierda al crecimiento de Salvini, especialmente en los grandes centros urbanos, incluidas ciudades de la Emilia Romaña como Bolonia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: