Los tres mandatarios declararon que si bien Irán debe ser condenado por el papel negativo que ha desempeñado en la región, "ahora existe una necesidad urgente de reducir la escala".
En un comunicado, los líderes europeos hicieron un llamado a todas las partes para que ejerzan la mayor moderación y responsabilidad y que el actual ciclo de violencia en Irak debe ser detenido.
"Hemos condenado los recientes ataques contra las fuerzas de coalición en Irak y estamos muy preocupados por el papel negativo que Irán ha jugado en la región, incluso a través del IRGC y la fuerza Al-Qods bajo el mando del general Soleimani", insistió hoy nuevamente.
La Fuerza Quds es un poderoso brazo militar de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), la organización militar más grande de la República Islámica de Irán y considerada por Estados Unidos como un grupo terrorista.
El gobierno británico, también insistió en el apoyo a la soberanía y seguridad de Irak para evitar poner en riesgo los esfuerzos de años para estabilizar ese país.
"Estamos listos para continuar nuestro compromiso con todas las partes para contribuir a calmar las tensiones y restaurar la estabilidad en la región", apuntó.
Si bien el el primer ministro sostuvo que Soleimani había sido "responsable de un patrón de comportamiento disruptivo y desestabilizador en la región y que no lamenta su muerte, dejó en claro que todos los llamados a represalias conducirán a más violencia en la región" y no interesan a nadie.
Johnson dijo que el Reino Unido estaba en "contacto" con todas las partes para desalentar la escalada y dijo que mañana actualizará al Parlamento sobre la situación.
También anunció que hoy se reunirá con ministros y líderes aliados para discutir la crisis de Irán.
Mientras tanto, según confirmó hoy el diario británico The Independent, Johnson fue advertido sobre posibles ataques a las tropas británicas en represalia contra objetivos estadounidenses.
Un alto comandante de la fuerza de élite iraní Quds Force, advirtió que los soldados británicos podrían sufrir "daños colaterales" en cualquier represalia tras el ataque aéreo estadounidense en Bagdad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: