Los ciudadanos de la Unión Europea (UE) que viven en el Reino Unido no saben realmente qué les sucederá tras el Brexit, previsto para el 31 de enero, ni tampoco se sienten bienvenidos, a pesar de que ya se les ha otorgado un derecho de residencia. Así lo determina una encuesta diseñada por Tanja Bueltmann, profesora de la Universidad de Northumbria, en Newcastle, y la organización no gubernamental "The 3 million", que representa los derechos de más de 3 millones de ciudadanos de la UE en el Reino Unido.
"No se sienten bienvenidos y temen por su futuro", dijo Bueltmann, durante la presentación de un estudio en Londres. Explicó que más de 3.000 extranjeros de la UE que viven en el Reino Unido fueron entrevistados y alrededor del 71 por ciento ya había solicitado quedarse en el país.
Afirmó que casi el 88 por ciento de ellos puede residir permanentemente y alrededor del 12 por ciento en forma temporal pero sin embargo, sostuvo que casi todos declararon que todavía no se sentían bienvenidos y estaban asustados.
“Mi esposo trabajó en el ejército británico durante 30 años. Es una pena que tenga que presentar la solicitud ”, expresó la propia Bueltmann.
El 89% de los encuestados alegó que no están contentos con tener sólo un documento digital como prueba de su residencia legal y temen ser discriminados en el trabajo, en la frontera o al intentar alquilar una propiedad. Por ejemplo. El 10,9 % dijo que los propietarios, los bancos y los municipios ya les estaban preguntando sobre el estatus de asentado, como se le llama al nuevo documento que tendrán tras el Brexit.
"Trabajo en el sector público y alguien de Recursos Humanos dijo que no pueden otorgarme un contrato permanente ya que mi futuro es incierto en el Reino Unido. Me pidieron que probara que he solicitado el estatus de asentado", dijo uno de los consultados.
La encuesta también mostró que hay un 7 por ciento de los encuestados que aún no solicitó su residencia permanente y piensan que no lo necesitan aunque no tengan ningún documento o estatus preexistente.
Por su parte, Maike Bohn, cofundadora de la organización, dijo que este este informe muestra que el gobierno del Reino Unido no se ha ganado la confianza de los ciudadanos de la Unión Europea, habiendo pasado los últimos tres años encendiendo nuestras ansiedades con mensajes contradictorios.
"¿Somos los tan nombrados 'vecinos, colegas, amigos' o somos los ladrones de caravanas, mendigos de beneficios, huéspedes no bienvenidos, que agotan el Sistema Nacional de Salud?", se preguntó Bohn.
La semana pasada el gobierno británico informó que casi 2,5 millones residentes europeos ya fueron confirmados para quedarse en el país, mientras que otros 900.000 todavía deben solicitar el estatus de asentado para poder permanecer. El plazo para hacerlo vence el 31 de diciembre de este año.
El 23 de junio de 2016, los británicos votaron por Brexit (salir de la Unión Europea) en un referéndum.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: