Además rechazó la presencia militar estadounidense, a la que señaló como fuente de "problemas" en la región.
"Le tendemos la mano a los países vecinos e incluso estamos dispuestos a olvidar sus errores pasados porque hoy la situación es de tal modo que los enemigos del islam y de la región, es decir Estados Unidos y el sionismo (Israel), quieren aprovecharse de la brecha y la división entre nosotros" advirtió al hablar en un desfile militar.
Rohaní hizo esa declaración luego de que Washington anunciara el despliegue de más tropas suyas en Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, en respuesta a los ataques contra dos plantas de la petrolera saudita Aramco, de los que Estados Unidos acusa a Irán, que niega toda implicación.
Además, Estados Unidos expresó su intención de crear una coalición para proteger a las naves en el golfo Pérsico, iniciativa que aceptaron Arabia Saudita y Emiratos Árabes, la semana pasada.
Ante este envío de tropas, Rohani reiteró que la seguridad de la región debe ser garantizada por los países de la zona para evitar una escalada.
"La seguridad del golfo Pérsico, del estrecho de Ormuz y del mar de Omán es endógena, las fuerzas extranjeras pueden crear problemas e inseguridad para nuestra nación y nuestra región", advirtió citado por la agencia de noticias EFE.
Rohani dijo que "si realmente buscan la seguridad de la región que no envíen a la región tantas armas, aviones y bombas (…) que no conviertan nuestra región en una carrera armamentística".
En su discurso, con motivo de la conmemoración de la Semana de la Defensa Sagrada, que marca el inicio de la guerra entre Irán e Irak (1980-1988), el presidente iraní volvió a desvincular a su país de los incidentes sucedidos en el golfo Pérsico.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: