Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof
Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof (MARCOS BRINDICCI/)

A diferencia de las flexibilizaciones anunciadas en la Ciudad de Buenos Aires, donde a partir de este lunes sus autoridades permitieron que los bares y restaurantes atienden a sus clientes al aire libre, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, fue tajante: “No podemos acompañar más aperturas”.

Kicillof insistió en que es imposible tomar a la Ciudad y a la Provincia como dos lugares separados porque “la situación epidemiológica en el AMBA es una de una estabilidad extremadamente frágil” y así lo explicó: “Hacía 10 días que en el AMBA se observaba que los casos subían y bajaban poco, pero en los últimos dos días empezaron a crecer y esa tendencias se consolidó”.

El gobernador remarcó que “en el último fin de semana hubo más casos que en otros” e hizo un llamado de atención a la responsabilidad ciudadana: “Hay una parte de la sociedad que no entiende lo que estamos viviendo”

De acuerdo a las estadísticas que maneja la Provincia, Kicillof advirtió que “se consolidó una tendencia creciente” y que “la situación no está mejor, ni igual; está peor”. En ese sentido, recordó que el Ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, “lo había advertido y está ocurriendo”. Y agregó: “No es un dato político, es un dato epidemiológico”.

Para el mandatario bonaerense “es un error abrir prematuramente y de más”. Y recordó que tras las aperturas de actividades ocurridas en el interior de la Provincia, hubo que dar marcha atrás “porque el virus entra y no se lo puede parar”. Dijo que su prioridad no es solo evitar el desborde del sistema sanitario sino que se contagie y muera la menor cantidad de gente posible.

conferencia kicillof
En la conferencia de prensa, el gobernador estuvo acompañado por Elisa Estenssoro, Jefa de terapia Intensiva del Hospital San Martín de La Plata

“Parece que vivimos en dos países diferentes, dos situaciones paralelas. Hay que volver a reunir a esos dos países. Hay una sociedad que parece no ver lo que está ocurriendo y del otro estamos los que trabajamos para sostener el sistema de salud. Todos estamos hartos, yo tengo hijos que tampoco van a la escuela y no puedo ver a amigos y familiares. La única forma de cuidarse es hacer cosas básicas como usar barbijo, lavarse las manos y mantener el distanciamiento social. Pero esto no es una pérdida de libertad. A veces parece que hay que explicar lo básico”, admitió un poco ofuscado.

Al referirse a la situación epidemiológica de su distrito, Kicillof detalló que los casos en el interior pasaron del 5% al 11%. “Tenemos un interior de 100 municipios con 4 millones de personas, donde hoy tenemos que 1 de cada 250 tiene el virus. En el GBA, con 13 millones, afecta a 1 de cada 60; y en la Ciudad a 1 de cada 30. El virus está irradiando y creciendo”, insistió.

Si bien comprendió que la sociedad está cansada y angustiada, volvió a pedirle a los bonaerenses que no aflojen: “Es un momento crucial. Si al virus le das ventaja se escapa, lo que lo que nos obliga a guardarnos”.

Kicillof recordó que gracias a la ampliación del sistema de salud, la Provincia no tiene un desastre mayor. Dijo que cuando asumió su mandato había 883 camas y que actualmente hay 1306 camas ocupadas, de las cuales 807 son con coronavirus.

“Hoy no tendríamos esta posibilidad de atención que vimos en muchos lugares del planeta. Hay que valorar ese ejemplo. Hoy hay 2113 camas, agregamos 1230 camas. No saturamos porque actuamos con responsabilidad y logramos un aprendizaje. Estamos satisfechos que no haya faltado una cama o un respirador”, resaltó con orgullo.

En una parte de su discurso, el gobernador también se tomó unos minutos para criticar a la oposición: “No es momento para hacer política con la enfermedad. Hay una parte que pareciera que incentiva y busca que la gente salga y se contagie. No es un año para politizar, hay que dedicarse a cuidarse. No es lo que uno quiere sino lo que conviene para cuidar la salud”.

Por último, dijo “que no son todas malas noticias porque llegamos a septiembre y la situación no colpasó” e hizo hincapié en que “hay esperanza porque ya se está encontrando la vacuna”. Mientras tanto, le pidió a la sociedad que resista: “Ni bien tengamos controlada la enfermeda buscaremos la recuperación económica, la reconstrucción del tejido de las PyMEs y poner en marcha a la Provincia”.

Seguí leyendo:

Con evidencia científica, el ministro Fernán Quirós desmintió al Presidente sobre la relación entre las marchas opositoras y los contagios

Eduardo Feinmann recibió el alta médica luego de estar una semana internado

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.