El líder norcoreano, Kim Jong-un, llamó a adoptar "respuestas diplomáticas y militares" para preservar la seguridad del país, ante una importante asamblea del Partido de los Trabajadores marcada por la posibilidad de que Pyongyang rompa el diálogo con Estados Unidos.
En su alocución ayer ante el plenario de los miembros del Comité Central del partido, Kim instó a sus correligionarios a "preparar respuestas positivas y ofensivas en el terreno político, diplomático y militar para preservar con firmeza la soberanía y seguridad del país", según informó la agencia de noticias estatal KCNA.
El líder también pidió a los presentes que se esfuercen para convertir al Partido de los Trabajadores en una formación "llena de vitalidad y vigor".
Según la agencia de noticias local, la reunión continuará hoy y cumplirá cuatro días de sesiones, lo que hace suponer que el líder norcoreano está trazando una nueva estrategia frente a Estados Unidos.
El cónclave del partido único se celebra justo antes de que expire el plazo propuesto por Kim a Washington para que presente una nueva oferta de negociación ante la falta de avances en el dialogo actual.
El diálogo sobre desarme nuclear no ha avanzado desde la fracasada cumbre de febrero en Hanoi, donde Estados Unidos consideró insuficiente la oferta norcoreana referente al desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas.
Se espera que Kim arroje alguna clave sobre su postura en su tradicional discurso de año nuevo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: