El Tribunal Supremo de Justicia de Corea del Sur ordenó hoy volver a juzgar a la ex mandataria Park Geun-hye y al líder de facto del gigante Samsung, Lee Jae-yong, por su participación en la trama de corrupción conocida como "la Rasputina", por lo que los acusados podrían recibir condenas mayores.
En su fallo, el máximo órgano judicial surcoreano estimó que los tribunales del distrito central de Seúl volver a juzgar a Park ya que considera que debieron procesarse por separado los cargos de soborno respecto al resto de delitos, debido a que la ley así lo precisa cuando se juzga a funcionarios públicos.
Por ello, es posible que Park se enfrente a una condena más severa que los 25 años de prisión que se le dictó por 16 cargos de corrupción, entre ellos abuso de poder, soborno y coacción, una sentencia que fue anulada al resolverse que vuelva a ser enjuiciada.
En el caso conocido conocida popularmente como "Rasputina", por el papel que jugó la amiga de Park, Choi Soon-sil, el tribunal consideró entonces probado que ambas crearon una red de favores a través de la cual extorsionaron a grandes empresas como Samsung, Hyundai o Lotte, informó la agencia de noticias EFE.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: