El presidente Andrés Manuel López Obrador, en la reunión con empresarios en el Salón Tesorería de Palacio Nacional. (FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO)
El presidente Andrés Manuel López Obrador, en la reunión con empresarios en el Salón Tesorería de Palacio Nacional. (FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO) (Presidencia/)

La imagen dice más que mil palabras: el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se ha definido como de izquierda, flanqueado por el hombre y la mujer más ricos de México: Carlos Slim y María Asunción Arambuzabala.

Ella es la mujer con la segunda fortuna más grande en el país, con 5,600 millones de dólares, de acuerdo con Forbes, mientras que Slim es el hombre más rico de México, con una fortuna estimada en 64,900 millones de dólares, según señala Bloomberg.

A la cena que ofreció la noche del 12 de febrero, el mandatario en el Salón Tesorería del Palacio Nacional con motivo de la rifa de 2,000 millones de pesos (el valor del avión presidencial), llegaron los empresarios más poderosos del país.

Además de Carlos Slim (fundador y presidente honorario vitalicio de grupo Carso) y María Asunción Arambuzabala (directora general de Tresalia Capital), también estuvieron presentes Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador empresarial; Daniel Chávez, CEO de Grupo Vidanta; Daniel Servitje, presidente y CEO de Grupo Bimbo; Carlos Peralta, presidente y director general de Grupo IUSA; Miguel Alemán Velasco, presidente Ejecutivo de ABC y de Interjet; Antonio del Valle, dueño de dueño de Mexichem y presidente del Consejo Mexicano de Negocios.

Empresarios AMLO (Foto: Cuartoscuro)
Empresarios AMLO (Foto: Cuartoscuro)

También acudieron al llamado presidencial para comprar o distribuir los cuatro millones de cachitos de la Lotería, Antonio Suárez, fundador de Grupomar; Olegario Vázquez Aldir, director ejecutivo de Grupo Empresarial Ángeles; Emilio Azcárraga, presidente del Consejo de Administración de Grupo Televisa; Carlos Bremer, director general de Value Grupo Financiero; Miguel Rincón, compadre del presidente y presidente de Biopapel, entre otros.

Desde las 18:00 horas del miércoles, poco a poco, los 200 invitados comenzaron a llegar al recinto histórico. La mayoría de ellos entró por la calle Corrregidora, en medio de decenas de representantes de los medios de comunicación.

Mientras que por la calle de Moneda, desfilaron 10 de los llamados “niños gritones” de la Lotería Nacional Vestidos con su uniforme rojo carmín y su sombrero de fieltro, ingresaron a Palacio cargando una tómbola cromada y un marco de madera.

Ya en la cena, los poderosos invitados distribuidos en una docena de mesas cubiertas con manteles blancos y guinda, degustaron tamales de chipilín (platillo tradicional en Tabasco, tierra natal del presidente) panes, salsa roja, así como chocolate caliente y espeso.

Los empresarios recibieron una hoja. Se trataba de una carta- compromiso con opciones para apoyar la rifa, con montos que iban de los 20 a los 200 millones de pesos.

En ella se leía: “Por medio de la presente manifiesto mi compromiso para participar de manera voluntaria en la compra de billetes de la Lotería Nacional, con motivo del sorteo conmemorativo que la misma llevará a cabo en relación con el Avión Presidencial, en beneficio de la asistencia pública y adquisición de equipo médico, por el equivalente a un monto de: 20 millones de pesos, 50 millones, 100 millones y 200 millones de pesos. También se aprecia el número de cuenta de Banorte a la que debe hacerse el depósito y datos como teléfono de contacto y correo electrónico.

La carta que les fue entregada a los empresarios en la cena de este miércoles 12 de febrero en Palacio Nacional (Foto: Twitter)
La carta que les fue entregada a los empresarios en la cena de este miércoles 12 de febrero en Palacio Nacional (Foto: Twitter)

A la salida de la cena, ninguno de los empresarios quiso decir cuántos cachitos se comprometió a comprar. Sin embargo dijeron que el acto “fue voluntario”.

“Algo que tenemos que destacar es que fue voluntario; él dijo ‘aquí no hay presiones’”, aseguró el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes.

La rifa por el monto del Avión Presidencial se llevará a cabo el próximo 15 de septiembre y habrá seis millones de cachitos con un costo de 500 pesos cada uno. De acuerdo con lo que ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador, la aeronave será conservada por la Fuerza Aérea en tanto se vende y al mismo tiempo se puede rentar.

Estoy muy agradecido con los empresarios: AMLO

(Foto: captura de pantalla)
(Foto: captura de pantalla)

Este jueves, durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario reiteró en varias ocasiones su agradecimiento a los empresarios que acudieron ayer a la cena.

“Transmitirles mi satisfacción porque ayer en la reunión con los empresarios, todos expresaron su apoyo sin que tomaran la palabra, hubo una manifestación de respaldo a la decisión que se tomó de rifar el avión” (sic), dijo.

“Les tengo que agradecer mucho a los empresarios, es un reconocimiento muy especial. Primero porque asistieron, tomaron en cuenta la invitación, no hubo desaires. los convocamos y participaron”, aseguró.

López Obrador aseguró que se les explicó a los empresarios que con el dinero que se obtenga de la rifa, se comprarán equipos médicos para hospitales “y ellos estuvieron totalmente de acuerdo y fuimos al fondo, sin querer insistir mucho en por qué se compró el avión sino partiendo de que son otros tiempos”, aseveró.

El político tabasqueño aseguró que los empresarios entendieron muy bien que ya se terminaron los excesos.

“Eso lo entendieron muy bien los empresarios, tan lo entendieron que ayer (miércoles) ya obtuvimos compromisos de dispersión, compra de boletos por la mitad de los 3 mil millones que estamos pensando obtener. es decir, ayer hubieron compromisos por 1,500 millones de pesos, estamos hablando como de 3 millones de boletos, casi la mitad”(sic), dijo.

El mandatario admitió que sí fue cierta la hoja que se les dio a los empresarios y que anoche mismo circuló en redes. Señaló que una vez que los empresarios la llenaron, la depositaron en una ánfora y aseguró que la información que proporcionaron será resguardada por Banobras y la presidencia de la República.

López Obrador reconoció que algunos empresarios distribuirán los boletos, otros los venderán en sus comercios, algunos más los entregarán a sus trabajadores, pero reveló que uno en particular (no reveló el nombre) le pidió que los “cachitos” que compre, el gobierno los distribuya entre los indígenas de las comunidades más pobres del país.

“El hecho de que ellos ayuden en esto se los agradecemos mucho, porque como lo dijimos ayer, no es nada obligatorio, es voluntario. Les insistí en que nadie se fuera a sentir mal si no querían participar. Fue una reunión muy fraterna, de dimensión social”, aseguró el mandatario.

MÁS DE ESTE TEMA:

AMLO cenó con empresarios para “invitarlos” a comprar boletos para la rifa del avión presidencial

Así se prepara el tamal de chipilín que AMLO dio de comer a los empresarios en Palacio Nacional

La rifa de López Obrador y por qué no entregaría a un solo ganador el avión presidencial: “El dinero es la mamá y el papá del diablo”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: