La tensiones y las marchas antirracistas se multiplican en Estados Unidos por los actos de violencia.La tensiones y las marchas antirracistas se multiplican en Estados Unidos por los actos de violencia.
La oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas criticó al Gobierno de Donald Trump por su "lenta" reacción ante la brutalidad policial y su laxa ley de posesión de armas, luego de que un agente acribillara a un afroestadounidense y un adolescente asesinara a dos personas durante una protesta antirracista.
"Este tipo de actos no son solo recurrentes sino altamente evitables", afirmó el portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, en conferencia de prensa.
Estados Unidos vive un clima de tensión social y protestas antirracistas, que se desataron el domingo pasado en la localidad de Kenosha, Wisconsin, luego de que la Policía acribillara por la espalda a Jacob Blake, un hombre negro, de 29 años, mientras sus tres hijos miraban.
Para el representante de la ONU, el video que muestra cómo Blake recibe los siete disparos de la un policía "sugiere que los agentes hicieron un uso excesivo de la fuerza".
"También es altamente probable que el uso de la fuerza contra Blake fuera discriminatorio por naturaleza", agregó.
El martes pasado por la noche, durante otra noche de protestas en Wisconsin por el caso de Blake, Kyle Rittenhouse, un adolescente blanco de 17 años, disparó a dos manifestantes e hirió a una tercera persona.
"Lo vemos como otro desafortunado ejemplo de la falta o, en todo caso, de la insuficiencia de medidas de control de armas en Estados Unidos", declaró Colville, sobre la situación de Rittenhouse, citado por la agencia de noticias Europa Press.
"Debería ser inconcebible tener a un menor de 17 años con un arma automática preparado para disparar de esta manera, en una situación así de tensa", manifestó.
El asesinato de Jacob Blake a manos de la policía de Wisconsin.El asesinato de Jacob Blake a manos de la policía de Wisconsin.
Además de denunciar que desde la oficina de Derechos Humanos se pidió en varias oportunidades que se prohíban los rifles y se regule la adquisición, posesión y uso de armas de fuego de los ciudadanos, llamó nuevamente al Gobierno a introducir políticas más restrictivas al respecto.
Asimismo, el vocero de la ONU insistió en la importancia de concretar las reformas en la policía, para que no se repitan estas situaciones.
"Hay un inmenso trabajo por hacer tanto en los departamentos de policía como entre los policías mismos", denunció Colville, luego de constatar que las reformas prometidas no se habían realizado y los asesinatos continúan.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.