Con un Parlamento Europeo fragmentado como nunca antes, las elecciones regionales no dejaron un liderazgo claro y abrieron hoy una pulseada entre las fuerzas liberales, conservadoras, la socialdemocracia y la ultraderecha para designar a las próximas autoridades del bloque en una cumbre de jefes de Estado y gobierno mañana.
Después de las cuatro jornadas electorales que comenzaron el jueves pasado, el EPP consiguió 180 bancas, un resultado magro en comparación a las 217 que había ganado hace cinco años. La S&D también sufrió una reducción: de 187 eurodiputados a 145.
Entre las fuerzas que, en cambio, crecieron está la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), liderado por el presidente francés, Emmanuel Macron, con 109 bancas; el grupo ecologista de los Verdes con 69 eurodiputados, los euroescépticos de la bancada de Reformistas y Consevadores Europeos con 59 legisladores.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: