El gobierno británico postergó hoy una cuarta votación en el Parlamento sobre el controvertido acuerdo del Brexit que estaba prevista para la primera semana de junio, mientras arrecian las críticas de los sectores conservadores más duros a las concesiones hechas por la primera ministra Theresa May.
El representante del gobierno, Mark Spencer, explicó al presentar la agenda oficial en la Cámara de los Comunes que el gobierno informará sobre la tramitación de este texto tras el receso parlamentario de la semana próxima.
Un portavoz de May señaló por su parte que la primera ministra "está escuchando las inquietudes" de sus colegas respecto al proyecto legislativo, cuya presentación estaba prevista mañana para su posterior debate, informó la agencia de noticias EFE.
La premier desea someter a votación esta ley, que traslada al derecho británico el contenido del acuerdo de salida de la Unión Europea (UE), como vía alternativa para ratificar el tratado, que ha sido rechazado por el Parlamento en tres ocasiones previas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: