El plan de paz para Israel y Palestina presentado hoy por Estados Unidos, que concede demandas históricas de israelíes y somete a estrictas condiciones la creación de un Estado propio para los palestinos, generó reacciones en gran parte de la comunidad internacional.

En un discurso en Cisjordania, el presidente palestino, Mahmud Abbas, desestimó el plan como "sin sentido", al referirse denominado "acuerdo del siglo" presentado en Washington por el presidente Donald Trump junto a primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y sin la presencia de ningún representante palestino, informó la agencia de noticias DPA.
"Decimos 1.000 no al acuerdo del siglo", dijo Abbas, usando las palabras con las que el propio Trump definió a su propuesta.
"El plan de Trump es un nuevo intento de eliminar los derechos del pueblo palestino", sostuvo Abbas.
"Si Jerusalén no es la capital del Estado Palestino, ¿cómo podemos aceptarlo?", se preguntó.
El gobierno palestino había adelantado que rechazaría cualquier propuesta que presentara Estados Unidos, a quien no considera mediador desde que este declarara a Jerusalén como capital israelí y cerrara la oficina de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington.
La OLP rechazó el plan de Trump y destacó que debe respetarse el Derecho Internacional en un mensaje en su cuenta de Twitter.
Los palestinos buscan toda Cisjordania y Jerusalén oriental, áreas capturadas por Israel en la guerra de Oriente Medio de 1967, por un estado independiente y la eliminación de más de 700,000 colonos israelíes de estas áreas.
En ese sentido, el secretario general de la ONU, António Guterres, señaló que seguirá defendiendo una solución al conflicto palestino-israelí que pase por la creación de dos Estados basados en las fronteras previas a 1967.
"El secretario general ha visto el anuncio del plan para Oriente Medio de Estados Unidos; La posición de Naciones Unidas sobre la solución de dos Estados se ha definido, a lo largo de los años, por resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General a las que se debe la Secretaría", señaló el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, en un breve comunicado.
En varias resoluciones, incluida una aprobada por el Consejo de Seguridad justo antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca, la ONU reiteró esa postura y exigió el fin de la política israelí de asentamientos en esos territorios.
Las reacciones al anunciado plan llegaron también desde Jordania y Egipto, las dos únicas naciones árabes que tienen tratados de paz con Israel.
Jordania destacó que seguía comprometido con una solución de dos Estados basada en las líneas israelíes anteriores a 1967 y remarcó su rechazó a cualquier medida unilateral de Israel, refiriéndose al plan de anexión.
El canciller jordano, Ayman Safadi, afirmó en un comunicado que Jordania "quiere una paz completa, real y justa sobre la base de la solución de los dos Estados que ponga fin a la ocupación israelí que comenzó en 1967" de buena parte de los territorios palestinos, incluida la parte oriental de Jerusalén, anexionada en 1980.
El titular de Exteriores también pidió salvaguardar los derechos del pueblo palestino y de Jordania, que es el guardián de los lugares santos cristianos y musulmanes de Jerusalén Este.
Asimismo, advirtió de las "repercusiones peligrosas de cualquier paso unilateral de Israel que busca imponer nuevas realidades sobre el terreno como la anexión de territorios, expandir los asentamientos en los territorios palestinos ocupados y violar los lugares sagrados de Jerusalén", en referencia sobre todo a la Explanada de las Mezquitas, segundo lugar más importante para el islam.
Egipto, el primer país árabe en alcanzar un acuerdo de paz con Israel, instó a israelíes y palestinos a estudiar cuidadosamente el plan.
"Egipto llama a las dos partes relevantes a llevar a cabo una consideración cuidadosa y a fondo de la visión de Estados Unidos para conseguir la paz y abrir los canales del diálogo, bajo el auspicio de Estados Unidos, con el objetivo de reanudar las negociaciones", indicó la Cancillería egipcia en un comunicado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: