Rodrigo Blanco Calderón (Foto de Isabel Wagemann)
Rodrigo Blanco Calderón (Foto de Isabel Wagemann)

El Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, que se entregará luego de 5 años de ausencia y cuyo ganador o ganadora se anunciará en noviembre, es objeto en estos días de una controversia: Un grupo de escritores denuncia que se ha convertido en una herramienta política del gobierno de Nicolás Maduro, mientras que desde la organización se denuncia una campaña de presión de un medio de comunicación venezolano contra los participantes.

El premio que lleva el nombre del autor de obras como El último patriota y Doña Bárbara es uno de los más prestigiosos en lengua española y entre sus ganadores se cuentan autores como Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Fernando del Paso, Roberto Bolaño y Ricardo Piglia.

El Ministerio de Cultura de Venezuela había anunciado hace unos días que por los contratiempos generados por la pandemia, el Rómulo Gallegos no sería entregado el 2 de agosto sino que el jurado -integrado por el colombiano Pablo Montoya, la venezolana Laura Antillano y el argentino Vicente Battista- continuaría deliberando hasta octubre para elegir a una de las 197 novelas provenientes de 17 países que se presentaron hasta el momento. La bolsa, que otorga el ministerio a través del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), es de más de USD 94 mil para el ganador.

Pablo Montoya Laura Antillano Vicente Battista partida
El jurado: Pablo Montoya, la venezolana Laura Antillano y el argentino Vicente Battista

En junio, el escritor venezolano Rodrigo Blanco Calderón, ganador en 2019 del Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa por su novela The Night, difundió en un tuit la lista de candidatos y posteó: “Basta ver la lista de obras concursantes para ver que el Premio Rómulo Gallegos se ha convertido en un hotel para turistas de la dictadura chavista. Ningún narrador venezolano que se respete se está prestando para esta farsa”.

Luego de su declaración pública en Twitter, otros autores venezolanos se sumaron al reclamo como Yolanda Pantin, Juan Carlos Chirinos, Jacqueline Goldberg, Leonardo Padrón, Juan Carlos Méndez Guédez y Antonio López-Ortega, entre otros, también impugnaron el premio

El Celarg, por su parte, emitió un comunicado en el que denuncia una campaña de presión ejercida por el diario venezolano El Universal para que los escritores desistan de participar del certamen literario. El documento, titulado “Trumpismo cultural”, advierte que el gobierno estadounidense “pretende también destruir el valioso Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, como parte de la campaña de agresión mediática anunciada recientemente por el conocido genocida Elliott Abrams” y que desde El Universal se está “extorsionando” a los escritores con un cuestionario.

El Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa, primer ganado del Premio Rómulo Gallegos, entrega un reconocimiento al escritor venezolano Rodrigo Blanco Calderón que lo acredita como ganador de la III Bienal Vargas Llosa, con su obra "The night" (EFE/ Francisco Guasco)
El Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa, primer ganado del Premio Rómulo Gallegos, entrega un reconocimiento al escritor venezolano Rodrigo Blanco Calderón que lo acredita como ganador de la III Bienal Vargas Llosa, con su obra "The night" (EFE/ Francisco Guasco) (Francisco Guasco/)

El periódico habría enviado a los participantes una encuesta que incluye las siguientes preguntas: “¿Quién decidió su participación en el premio: Usted o la editorial? Lamentablemente la vinculación política del premio al régimen chavista ha provocado su desprestigio, ¿Usted como participante qué opina de esto? ¿Como escritor qué significa este premio?”.

El texto señala además que El Universal declara que el premio está “desprestigiado”, lo cual, aseguran, se contradice con la realidad “puesto que unas 200 personas de todo el mundo honran y enaltece a Venezuela al confiarles su obra”. Por ahora, nadie dio de baja su participación al certamen, al que aspiran varios escritores argentinos como César Aira, Gabriela Cabezón Cámara y María Teresa Andruetto, entre una larga lista otros.

César Aira, uno e los argentinos participantes
César Aira, uno e los argentinos participantes

En 2017, el premio que se entrega cada dos años, fue suspendido por la crisis socioeconómica en Venezuela y dejó de concederse desde entonces. Este año se decidió retomar el ritual pero la pandemia obligó a algunos cambios: el jurado recién anunciará el fallo en noviembre durante la Feria Internacional del Libro de Venezuela y no el próximo 2 de agosto, la fecha en la que se otorga habitualmente porque coincide el aniversario del nacimiento del escritor y político venezolano Rómulo Gallegos, que fue elegido presidente de su país en 1947.

Con información de Télam

SIGA LEYENDO

Quiso criar a la mejor mujer del mundo pero la mató de 4 tiros: Almudena Grandes y la historia de la madre asesina que conmovió a España

Anuncian los nominados al Premio Booker: mayoría de mujeres y de obras sobre el racismo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.