El ex presidente catalán Carles Puigdemont se anotó este jueves un triunfo en su carrera hacia su eurodiputación porque la justicia de Bélgica suspendió el proceso por el que analizaba si debía entregarlo a él y a un ex ministro a España, que los reclama para que enfrenten un juicio por el referendo ilegal sobre la independencia de Cataluña de octubre del 2017.
Un juez de instrucción de Bruselas decidió suspender la ejecución de las órdenes de arresto europeo emitidas por España contra Puigdemont y su ex ministro Toni Comin, por lo que ambos recuperan la libertad de movimientos.
Los dos líderes catalanes destacaron el fallo en sus respectivas cuentas de la red Twitter, y más tarde el abogado del ex presidente, Simon Beakert, amplió con detalles, también consignado en diarios españoles.
"La Justicia belga reconoce nuestra inmunidad y decide suspender la orden de arresto y extradición", escribió Puigdemont.
La base de la decisión judicial está en que a ambos se les reconoció el estatus de eurodiputados a fines de diciembre, exactamente siete meses después de su elección en el Parlamento Europeo, reportó la agencia ANSA.
Ese reconocimiento fue posible después de la decisión del Tribunal de Justicia de la UE sobre el caso de otro líder independentista catalán, Oriol Junqueras, también elegido como eurodiputado en mayo, pero que no pudo viajar a Estrasburgo porque estaba entonces detenido provisionalmente.
Ahora, Junqueras está preso, cumpliendo una pena de 13 años de prisión por sedición. Según los jueces de Luxemburgo, debió haber sido liberado cuando fue electo diputado europeo.
"Todavía estamos esperando la liberación de Junqueras, que tiene nuestra misma inmunidad", escribió Puigdemont.
El lunes último, la Fiscalía del Estado español solicitó a la Corte Suprema del país que autorizara a Junqueras a abandonar temporalmente la prisión para desempeñar sus tareas de eurodiputado.
La decisión de la Justicia belga, en tanto, levanta todas las medidas cautelares que pesaban sobre Puigdemont, por lo que vuelve a tener libertad de movimientos y hasta puede cumplir su idea de hacer algún acto cerca de la frontera franco-española.
Puigdemont y Comín ya no tendrán que pedir permiso de salida del país y ni informar sus actividades, y hasta podrán ir a Estrasburgo, donde está la sede del Parlamento Europeo.
El ex mandatario catalán y su ministro huyeron a Bélgica después del intento de secesión en el otoño de 2017. El 20 de diciembre ganaron su batalla al ingresar al Parlamento Europeo con la cabeza en alto para recibir la acreditación como eurodiputados, y ahora podrán ocupar sus bancas en la próxima sesión.
Otro político catalán, el ex ministro de cultura regional Luis Puig también está en Bélgica y no es eurodiputado. Todavía se enfrenta a una posible extradición en el caso.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: