Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 13 dic (Reuters) – Las ventas minoristas en Estados Unidos crecieron menos de lo esperado en noviembre porque los consumidores redujeron el gasto discrecional, pese a un mercado laboral sólido, lo que aumenta el temor a una desaceleración mucho más rápida de lo previsto del crecimiento económico del cuarto trimestre.

El reporte del Departamento de Comercio del viernes sigue a una serie de datos bastante optimistas sobre los mercados laboral, inmobiliario, de comercio exterior y manufactura, los que habían sugerido que la economía estaba creciendo moderadamente pese a la tensión comercial y la desaceleración del crecimiento mundial.

La Reserva Federal mantuvo el miércoles las tasas de interés sin cambios y señaló que el costo de los préstamos probablemente no cambiará al menos el próximo año, porque las expectativas son que la economía continúe creciendo modestamente y la tasa de desempleo se mantenga baja.

"Justo cuando parecía que la economía se estaba fortaleciendo, los consumidores flaquean en noviembre", dijo Chris Low, economista jefe de FHN Financial en Nueva York.

"Debido a que el consumo representa la mayor parte del PIB en estos días, la desaceleración del gasto del consumidor es una preocupación, especialmente en el cuarto trimestre, cuando el consumo es estacionalmente más fuerte", añadió.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas minoristas aumentaron un 0,2% el mes pasado. Los datos de octubre se revisaron para mostrar un alza de un 0,4% en lugar de un 0,3%.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las ventas minoristas se acelerarían un 0,5% en noviembre. En comparación con noviembre del año pasado, las ventas minoristas aumentaron un 3,3%.

Excluyendo automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, las ventas minoristas subieron un 0,1% el mes pasado después de aumentar un 0,3% no revisado en octubre.

Otro reporte mostró que los precios de la importaciones estadounidenses repuntaron modestamente en noviembre y la tendencia subyacente permaneció débil, en línea con las limitadas presiones inflacionarias vistas en las compras de productos del exterior.

El Departamento del Trabajo dijo que los precios de las importaciones subieron un 0,2% el mes pasado, apuntalados por precios más altos de productos derivados del petróleo, después el declive no revisado de 0,5% en octubre.

En los 12 meses hasta noviembre, los precios de importaciones descendieron un 1,3% tras haber cedido un 3% en octubre.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Javier López de Lérida)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: