A horas del cierre de campaña en España, los principales candidatos quemaban hoy sus últimos cartuchos, con el socialista Pedro Sánchez pidiendo apoyo a su reelección para formar un "gobierno fuerte" que frene a los ultraderechistas de Vox y a los independentistas catalanes.
El líder del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, reclamó por su parte el voto de todos los partidos de la derecha, ante la posibilidad de arrebatarle el poder a Sánchez, presidente del gobierno, tras las elecciones del domingo.
"La ultraderecha quiere derogar todos los avances del Partido Socialista" (PSOE), advirtió Sánchez en varias entrevistas matinales en medios españoles antes de poner punto y final a su campaña en Barcelona, donde el movimiento independentista se prepara para repudiarlo.
Precisamente, Sánchez anunció que buscará impugnar ante el Tribunal Constitucional una resolución impulsada por Vox y apoyada por el PP y los liberales de Ciudadanos en el parlamento regional de Madrid para ilegalizar a los partidos independentistas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: