El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, y el presidente del gobierno regional de Cataluña, Quim Torra, se reunirán el 6 de febrero en Barcelona, en medio de una fuerte presión de la derecha que ya no reconoce la legitimidad del líder secesionista tras la pérdida de su condición de diputado.
Torra, Sánchez y Felipe VITorra, Sánchez y Felipe VI
La fecha de la esperada reunión entre el socialista Sánchez y Torra fue confirmada hoy por la vocera del Ejecutivo español, María Jesús Montero, en una conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrada en Madrid.
El encuentro tendrá lugar a días de que Torra haya perdido su banca de diputado por decisión de las autoridades del Parlamento regional, que cumplieron con una polémica orden de la Junta Electoral Central (JEC) -avalada por el Tribunal Supremo- a raíz de su condena de inhabilitación por desobediencia.
Esta decisión dejó al borde del precipicio al gobierno de coalición catalán, formado por Junts per Catalunya (JxC) -el partido de Torra, liderado por el ex presidente Carles Puigdemont desde su auto exilio en Bélgica- y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), dirigido desde la prisión por el ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras.
De hecho, la reunión entre Sánchez y Torra había sido un reclamo de ERC al líder socialista, con el que pactó la creación de una "mesa de diálogo" sobre el conflicto de Cataluña a cambio de facilitar su reelección.

@montesinospablo en @cuatroaldia 👉 "Pedro Sánchez tiene que acabar con este disparate y ponerse al lado de la justicia y del Estado de Derecho".
El Presidente del Gobierno debe anular su reunión con Torra de manera inmediata. pic.twitter.com/NhRtZKP1Ng

— Partido Popular 🇪🇸 (@populares) January 27, 2020

La oposición de derecha exige a Sánchez que cancele su encuentro con Torra, al que no reconoce como presidente, pero el jefe del Ejecutivo considera que Torra sigue siendo el presidente del gobierno regional -y por lo tanto un interlocutor válido- hasta que su condena sea firme.
"Es obvio que el presidente de la Generalitat (gobierno catalán) es ahora el señor Torra, no hay ninguna norma ni resolución que haya dicho nada en contrario", remarcó Montero, recordando que la retirada del acta de diputado al dirigente secesionista no conlleva la pérdida de su cargo.
Para ser presidente del gobierno de Cataluña es requisito ser parlamentario regional, pero la ley no dice nada respecto a la situación en la que pierda esa condición estando en el cargo.
En cambio, sí puede ser removido en caso de que exista una condena firme en su contra, algo que todavía no sucedió, puesto que Torra tiene posibilidades de ser absuelto en casación.
Sánchez buscará "puntos de encuentro" con el presidente catalán, insistió la vocera del gobierno de coalición progresista entre socialistas y el partido de izquierda Unidas Podemos (UP).
"Estamos convencidos de que el diálogo es la clave para resolver un conflicto que lleva demasiado tiempo enquistado", añadió Montero.
En tanto, Junqueras salió hoy con un permiso de la cárcel -donde cumple una pena de 13 años por sedición en relación con el fallido intento de secesión de 2017- para declarar ante una comisión del parlamento regional que se convirtió en escenario de la reivindicación del diálogo con el gobierno español.
"Me muero de ganas de dialogar" con el gobierno central de Sánchez, dijo Junqueras, quien reiteró que su partido "no condicionará el diálogo a su situación de privación de libertad".
Junqueras aseguró que la mesa de diálogo es "un paso adelante" y se mostró entusiasmado, aunque también expresó su escepticismo respecto a los frutos de las conversaciones con el Partido Socialista (PSOE) de Sánchez, quien, no obstante, por primera vez entablará un diálogo como presidente del gobierno de coalición de izquierda.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: