Tras dos derrotas consecutivas en Iowa y New Hampshire, el ex vicepresidente y hasta hace una semana el favorito para convertirse en el candidato presidencial de la oposición en Estados Unidos, Joe Biden, perdió parte del apoyo de la comunidad negra, su última esperanza para repuntar en las próximas semanas, según una encuesta nacional publicada hoy.

La empresa Morning Consult publicó en su página web una nueva encuesta nacional de más de 36.100 casos, casi la mitad personas que aseguran que participarán del proceso de primarias presidenciales demócratas, realizada entre el martes 4 y el domingo pasado, es decir, después de la primera interna en Iowa y justo antes de la segunda en New Hampshire.
Los resultados confirman que el senador socialista Bernie Sanders -el ganador del voto popular en las dos primeras internas- pasó a Biden y se convirtió en el favorito para disputarle la reelección a Donald Trump con un apoyo de 25%.
Sanders quedó a tres puntos porcentuales del ex vicepresidente y a ocho del ex alcalde neoyorquino, Michael Bloomberg, quien se suma a las primarias recién el 3 de marzo próximo, en el supermartes cuando 40% del electorado estadounidense vote.
Pero el resultado que todos los analistas estaban esperando es la intención de voto entre los electores demócratas negros.
Hasta el mes pasado, Biden era el favorito indiscutido con una intención de voto de alrededor del 50% entre los negros. Hoy, Morning Consult sostiene que bajó a 35%.
Los que parecen haber capitalizado esta caída son Sanders con un apoyo de 27% y Bloomberg con 16%. La senadora Elizabeth Warren -la otra gran perdedora de las dos primeras internas- quedó lejos con 8% y Pete Buttigieg, el joven ex alcalde de una pequeña ciudad de Indiana que se convirtió en la sorpresa de las urnas y no para de crecer, muy abajo con 4%.
Tanto Iowa como New Hampshire son dos estados pequeños que aportan pocos delegados para elección final del candidato presidencial, pero son considerados estratégicos porque están al inicio del proceso de internas y suelen ser pruebas fundamentales para los aspirantes. Sin embargo, ambos son distritos de abrumadora mayoría blanca.
Por eso, Biden intentó bajarle el tono a sus derrotas y pidió tener paciencia hasta la primaria en Carolina del Sur a finales de mes y, especialmente, el supermartes a principio de marzo.
La incógnita es si sus magros resultados obtenidos hasta ahora podrían generar la imagen de que no tiene lo necesario -el voto blanco y negro- para ganarle a Trump en noviembre.
La otra duda es quién podría capitalizar sus votos en caso de que su campaña termine de fracasar.
Según la encuesta, entre los consultados que se declararon como sus votantes, 28% votaría por Sanders si el ex vicepresidente ya no fuera una opción, 23% a Bloomberg y 16% a Warren.
Si la senadora Warren se bajara, en tanto, 35% apoyaría a Sanders, 17% a Biden y 14% Buttigieg.
Sanders también es el favorito indiscutido entre los votantes de las comunidades latinas y entre los jóvenes de 18 a 38 años.
El veterano senador mantiene una ventaja mínima frente a Biden entre los votantes de 39 a 54 años, mientras que el ex vicepresidente recupera el primer lugar, cómodo, entre los mayores de 60 años y Sanders cae a un cuarto puesto.
La gran sorpresa en New Hampshire que quedó en tercer puesto, la senadora Amy Klobuchar, sigue muy abajo en los resultados de la encuesta que terminó de realizarse dos días antes de la primaria en ese estado.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: