Manifestantes franceses realizaron este lunes bloqueos en el metro en las estaciones de trenes en París para protestar contra la reforma de las pensiones del gobierno del presidente Emmanuel Macron, en el día número 19 de huelga consecutiva, una medida que afecta a millones de usuarios.
A su paso por la Estación de Lyon, los manifestantes, algunos con bengalas, interrumpieron durante una veintena de minutos la línea 1 que, junto a la 16, al ser automáticas, son las dos únicas del subte de la capital que funcionaron desde que comenzó el paro el 4 de diciembre pasado.
La ministra de Transportes, Elisabeth Borne, condenó esas actuaciones y en su cuenta de Twitter señaló que "el libre ejercicio del derecho de huelga no da derecho a invadir, a bloquear, a intimidar a los viajeros".
Por su parte, Yves Veyrier, secretario general de Fuerza Obrera (FO), quiso quitar importancia a esas protestas e insistió en que los sindicatos organizadores de las protesta han mostrado su capacidad para manifestaciones multitudinarias pacíficas, pero que el problema es que "no se nos escucha".
La huelga seguirá mañana y sólo circularán la mitad de los trenes de alta velocidad (TGV), la cuarta parte de los cercanías en París, el 40 % de los regionales y, en las conexiones internacionales dos quintas partes de los que comunican Francia con España, indicó la SNCF en un comunicado, citado por la agencia de noticias EFE.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: