El presidente de Irán, Hasan Rohani, anunció hoy que su país ya enriquece más uranio que antes de firmar en 2015 el acuerdo nuclear con las principales potencias, el mismo que Estados Unidos abandonó unilateralmente tres años después y que Teherán comenzó a ignorar en los últimos meses.
"Estamos enriqueciendo más uranio que antes de que se alcanzara el acuerdo", informó el mandatario en un discurso y, aunque reconoció que cada vez hay más presión internacional por su programa nuclear, prometió que el país continuará "progresando".
El acuerdo nuclear estipulaba que Irán no podía superar un límite de almacenamiento de uranio de 300 kilos y de nivel de enriquecimiento del 3,67% y, a cambio, las potencias y la comunidad internacional en su conjunto suspendía las sanciones que asfixiaban la economía del país.
Hace 10 días, el gobierno de Rohani había anunciado que dejaba de cumplir con los límites impuestos por el acuerdo nuclear, pero permitía que continuaran las inspecciones del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).
El anuncio de Irán, quien argumentó la salida de Estados Unidos y la reinstalación de sus sanciones financieras y económicas, provocó esta semana una amenaza muy clara de las potencias europeas: activar el mecanismo de resolución de disputas del acuerdo para volver a sancionar a la República Islámica.
Hoy, poco antes del discurso de Rohani, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, le contestó a las potencias europeas que firmaron el acuerdo -Reino Unido, Francia y Alemania- y les advirtió que de nada le servirá ceder a las presiones de Estados Unidos.
El diario The Washington Post reveló ayer que Estados Unidos amenazó con la imposición de un arancel del 25% a los vehículos importados de Europea si los países de ese continente no denunciaban a Irán por la violación del acuerdo nuclear.
"Apaciguamiento confirmado", denunció Zarif en un mensaje en Twitter junto con una fotografía del periódico estadounidense.
"No funcionará mis amigos. Ustedes solo abrieron su apetito. ¿Recuerdan a su matón de la secundaria?", escribió Zarif, quien criticó que esos países no tienen una base moral.
"Si quieren vender su integridad, adelante. Pero NO asuman un alto fundamento moral/legal. NO LO TIENEN", agregó.
En otro tuit, Zarif defendió que "Irán no es el que vacía el acuerdo de su esencia" e instó a las potencias europeas a cumplir con las promesas que le hicieron a Teherán luego que el presidente estadounidense Donald Trump abandonara el acuerdo nuclear y reinstalara las sanciones: "Olvídense de compensar a Estados Unidos: cumplan sus propias obligaciones, al menos una".
La tensión alrededor del cada vez más débil acuerdo nuclear se reactivo en las últimas semanas en medio de la escalada militar que desató el asesinato de uno de los comandantes más poderosos de Irán, Qasem Soleimani, en Bagdad en un bombardeo estadounidense.
Teherán respondió con un ataque limitado contra dos bases en Irak con tropas estadounidenses, pero prometió que la venganza será la expulsión total de Estados Unidos de la región.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: