Tres ataques diferentes tuvieron por blanco infraestructuras militares y diplomáticas occidentales en Irak en las últimas 24 horas, indicaron el martes fuentes diplomáticas y de los servicios de seguridad, alertando de un incremento de la violencia entre gobierno y grupos armados.

En estos ataques no hubo que lamentar ninguna víctima, pero los responsables iraquíes afirmaron a la AFP que con ellos, los grupos armados quieren hacer presión sobre el primer ministro, Mustafá al Kazimi, que prometió desde su llegada al poder en mayo luchar contra las milicias armadas, combatir la corrupción y llevar a cabo reformas que se esperaban desde hacía tiempo.

El martes por la mañana, un artefacto explosivo tuvo por blanco un vehículo de la embajada británica que volvía del aeropuerto de Bagdad, indicó a la AFP una fuente diplomática.

El ataque, el primero contra un vehículo diplomático británico en Irak desde hace más de una década, se produjo delante de la llamada Zona Verde, que cuenta con importantes medidas de seguridad ya que alberga las principales instituciones iraquíes, pero también misiones diplomáticas como la embajada de Estados Unidos.

Por la noche, dos pequeños misiles de tipo Katiusha tomaron por blanco la embajada de Estados Unidos, según este responsable, pero el sistema de defensa de la misión diplomática los interceptó.

Horas antes, dos artefactos explosivos tuvieron por blanco un convoy de material de la coalición antiyihadista liderada por Washington, según el ejército iraquí.

El primer ministro garantizó que controlaría a estos grupos, pero no consigue que los responsables de decenas de ataques perpetrados en los últimos meses principalmente contra objetivos estadounidenses rindan cuentas.

Fuentes del gobierno consultadas por la AFP explicaron que interpretan estos ataques como una respuesta a las reformas previstas por Kazimi.

En estos días, el jefe de gobierno ha anunciado cambios importantes en los efectivos del Banco Central y de las comisiones vinculadas con las inversiones, con el fin de luchar contra la corrupción dentro del Estado.

Irak sigue siendo uno de los 20 países más corruptos del mundo, según Transparencia Internacional. La corrupción ha costado al país más de 470.000 millones de dólares en 17 años.

mjg/mdz/feb/bl/mis

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.