Después de enfrentar un escándalo de corrupción durante meses y la renuncia de dos de sus ministras, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, disolvió hoy el Parlamento y convocó a elecciones anticipadas para el próximo 21 de octubre.
El oficialismo liberal y la oposición conservadora están prácticamente empatados con una intención de voto de casi 34%, lo que supone una fuerte recuperación del partido de Trudeau con respecto a hace solo unas semanas, según el último sondeo publicado por la radio y televisión pública canadiense.
Trudeau y su esposa, Sophie Grégoire, se presentaron por la mañana de este miércoles en Riddeau Hall, la residencia oficial de la gobernadora general del país, Julie Payette, quien ejerce como jefa de Estado en representación de la reina Isabel de Inglaterra. Allí le pidieron formalmente que disuelva el Parlamento, una posibilidad que hace tiempo sobrevolaba Ottawa, la capital de Canadá.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: